27 nov. 2014

29N: PAN, TRABAJO, TECHO, LIBERTAD


Las crisis parecen ser esenciales para el capitalismo y para quienes son sus sicarios políticos, sean del color que sean. Ellos siempre ganan. Han derribado y desechado todo lo que es esencial para la vida digna de la mayoría de las personas:
     Los espacios que algún día fueron productivos los han convertido en eriales industriales, expulsando de sus empleos a más de tres millones y medio de personas, desde el 2008 hasta ahora.
     Los barrios obreros son condenados al abandono social: faltan colegios públicos, faltan centros sociales, faltan hospitales públicos y centros primarios de salud, han privatizado las limpiezas, el transporte, el agua, la energía…. La suciedad física y la carencia de higiene crece al igual que sus tasas y sus IBIs. Las personas dependientes (la tercera edad, la infancia y las personas con discapacidades) han sido abandonadas y se retiran las prestaciones sociales (cotizaciones) a más de 150.000 personas.
     En el campo, las pequeñas granjas y las explotaciones campesinas, verdaderas bases de la soberanía alimentaria, han sido desplazadas por la agricultura industrial a gran escala y las multinacionales de la alimentación, se han adueñado de todo, determinando que comamos basura y que empeore nuestra salud y calidad de vida.
     Los mega-centros comerciales proliferan en nuestras mega-ciudades y en los barrios obreros periféricos, y siguen incitando a “consumir, consumir”a millones de asalariados y asalariadas, a los cuales se les ha robado el salario, bien porque les han despedido, bien porque su patrón se los ha minimizado hasta la indigencia.
     Más del 52% de los jóvenes (890.000) no trabajan ni reciben ninguna renta, por ello no tienen posibilidad alguna de consumir, salvo consumirse en la desesperación o emigrar.
     Más de 2 millones de viviendas cerradas, miles de construcciones en esqueleto, las autopistas privatizadas, los aeropuertos sin aviones, los campos de golf al lado de las vallas de la vergüenza, donde se masacra a los más desposeídos que vienen huyendo del hambre y la miseria. Las mega- construcciones, las autopistas de peaje que ahora volvemos a pagar, que solo han servido para otorgar miles y miles de millones a alcaldes, diputaciones, presidentes autonómicos, empresarios de todos los sectores, etc….Se sigue echando a la gente de sus casas a una media de 100.000 al año, incrementado la miseria, el empobrecimiento y la total ausencia de futuro.
     El espectáculo del “drama español” que vivimos (al igual que la tragedia griega), cuando banqueros y financieros de todo tipo han logrado que los políticos, en vez de meterlos en la cárcel por la mayor estafa a la sociedad conocida en la historia moderna de este país, les han regalado hasta 100.000 millones de euros para tapar sus negligencias y seguir engordando sus bolsillos particulares. La especulación con el suelo, con las hipotecas, con las preferentes, con los fondos buitres, etc., lo que es una parte sustancial de su “botín”.
     Políticos (todos y todas) que han gestionado lo público como si fuera la cueva de “Alí Babá”, repartiéndose el botín de los recortes en el gasto público esencial, la educación, la sanidad, los cuidados, la cultura, la energía, las comunicaciones, los transportes, las pensiones, etc...
Instituciones que nos han impuesto, por la vía de las leyes mordaza, la adaptación al nuevo estado de cosas: que vivamos sin empleos o con empleos precarios, donde cobramos por media jornada y trabajamos 10 horas; que vivamos sin pensiones dignas o suficientes, mucho menos universales y, si queremos “vivir mejor”, pues que nos hagamos un fondo privado de pensiones; que nos acostumbremos a una educación sin conocimientos ni libertad de pensamiento, sin plazas públicas para llegar a la universidad (para eso están las privadas), o la educación concertada, donde se desvían miles y miles de millones de euros a la iglesia católica, apostólica y romana.
Instituciones que se han hecho cargo de una deuda privada, la de los banqueros, la de las multinacionales, las de las eléctricas esencialmente, la de las constructoras, que ahora se dedican a gestionar hospitales “públicos” con criterios mercantilistas privados. Han condenado a varias generaciones a ser “pagadores” de esa deuda absolutamente ilegítima.
Tenemos que ser capaces de PARAR esta barbarie: la financiación total y global de la vida, impulsada por el hiperendeudamiento y la desregulación absoluta, nos ha situado en una realidad donde, solo en nuestro estado, 20 personas, las más ricas, tienen más dinero que 14 millones de personas que son las más pobres.
La situación social nos ha colocado en un escenario donde solamente el 34% de las personas que habitamos en el estado español (15.640.000), son capaces de vivir “normalmente”, sin insuficiencias en lo básico (casa, empleo, renta, sanidad, educación, transporte, cultura y ocio), el resto sobrevivimos así: el 40,6% nos vamos hundiendo en la precariedad y el 25% de las personas (11.800.000) sufre de exclusión real, el 77,1% padece exclusión de empleo; el 61,7% exclusión de vivienda y el 46% de la salud”.
El 29 de Noviembre, CGT, junto a las Marchas de la Dignidad, volveremos a ocupar las calles para reivindicar el CAMBIO SOCIAL, porque sabemos con certeza que LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO posible.
MARCHAS DE LA DIGNIDAD: PAN, TRABAJO, TECHO, LIBERTAD.
UNIFIQUEMOS LAS LUCHAS PARA CAMBIAR EL SISTEMA

25 nov. 2014

GALERIA DE BUITRES CXCIII

El negocio oculto de las cárceles españolas
Grandes empresas, como El Corte Inglés, Banco Santander, Telefónica o ACS, y muchos Ayuntamientos, se benefician del trabajo, apenas remunerado, de miles de presos de las cárceles españolas. También la familia Pujol-Ferrusola, que tiene tras las rejas otro de sus oscuros negocios.
El mundo de las cárceles en España es un tema tabú, del que muy poca gente, salvo los que tienen familiares dentro, conoce su verdadera realidad. Como ocurre en nuestro mundo, del sufrimiento de los demás siempre hay alguien que obtiene provecho económico. Eso ocurre también intramuros. Los presos se han convertido en los nuevos esclavos del siglo XXI porque el Estado de Derecho se suele estrellar con los muros de las prisiones, como dice en una entrevista en este mismo número la abogada Charo González.
El negocio de las cárceles ha sido denunciado en numerosos foros de Internet, en publicaciones radicales o de apoyo a presos y en blogs de escasa repercusión. Los medios de masas casi nunca recogen noticias que pongan en duda a la institución penitenciaria. Sin embargo, lentamente, gracias sobre todo al testimonio de presos y organizaciones humanitarias o de apoyo a los reclusos, va emergiendo la información a la superficie.
El Organismo Autónomo de Trabajo y Prestaciones Penitenciarias (OATPP), dependiente de Instituciones Penitenciarias, funciona como una empresa de trabajo temporal (ETT) y tiene a más de 12.000 presos trabajando en unos 200 talleres. A ellos hay que sumar los que están bajo el control del CIRE (Centro para la Iniciativa de la Reinserción) de la Generalitat catalana, que va por libre. Los internos están cobrando sueldos ínfimos, no tienen derechos laborales y están generando una producción por valor de millones de euros con grandes beneficios para las empresas que los utilizan y que además tienen la ventaja de que se ahorran el pago de luz, agua, teléfono e incluso parte de las cuotas de la Seguridad Social, que corren a cuenta de la Administración; y todo ello gracias a los convenios con la OATPP.
El número de reclusos “trabajadores” aumenta año a año y se ha multiplicado por tres en tan solo una década. En teoría estos organismos que contratan presos para el exterior hablan de “programas de reinserción”, aunque lo cierto es que se ha convertido en un negocio lucrativo para muchas empresas. En la  memoria de Instituciones Penitenciarias de 2012 se mencionan unos beneficios en todo el Estado de cinco millones de euros (con ventas de 162 millones) gracias a la actividad productiva de los internos de todas las prisiones: un total de 12.217, de los cuales 3.119 producían para empresas privadas.
Cien empresas, quinientos clientes
Amadeu Casellas estuvo preso en las cárceles españolas durante más de veinticinco años y acaba de publicar el libro Un reflejo de la sociedad. Crónica de una experiencia en las cárceles de la democracia, en el que denuncia con nombres y apellidos a los que se enriquecen con los reclusos.
Entre ellos están la familia Pujol-Ferrusola, Telefónica, El Corte Inglés, ACS, el Banco Santander y Ayuntamientos de toda España, pero hay muchos más.
El más llamativo es el de la familia Pujol-Ferrusola, porque entre sus negocios también está este penitenciario, aunque no ha salido a la luz tras destaparse el escándalo sobre las actividades de la saga. Marta Ferrusola, esposa del ex presidente Jordi Pujol, estuvo en la directiva del CIRE a finales de la década de los noventa, aunque nunca se la veía por su despacho. El ex recluso Amadeu Casellas la denunció en su día sin éxito ante la Fiscalía porque decía que cobraba un “sueldazo” sin acudir a su puesto de trabajo. Por otro lado está la empresa Servivending, que suministraba productos y máquinas expendedoras al CIRE y que al parecer fue puesta en marcha por uno de los hijos de Jordi Pujol, aunque actualmente solo aparece como administrador único Manuel Antolín Aznar.
Según fuentes que investigaron al CIRE, la familia Pujol estuvo desde el principio en esta entidad. Se les conoce también un negocio de flores dependiente de esta institución. Estas iniciativas pronto pasaron a otras manos porque, según las citadas fuentes, “los Pujol ponían en marcha el negocio y luego lo vendían”.
El Corte Inglés se enriquece con los presos por partida doble. Por un lado los tiene trabajando para sus tiendas en unas condiciones precarias y por otro lado son luego los propios reclusos los que adquieren esos productos. La multinacional de Isidoro Álvarez suministra sábanas, mesas, camas, bandejas de comida, sillas, ropa para penados y funcionarios, mantas, colchas y hasta los lotes higiénicos. Y son los presos los que están fabricando todo el material textil con sueldos que no pasan de 200 euros al mes. También Correos usa presidiarios como mano de obra, cobrando menos de 12 euros por ocho horas de trabajo.
Otras muchas empresas y sectores se nutren de la mano de obra barata de las cárceles. Por ejemplo, el de fabricación de automóviles. En las cárceles se fabrican los salpicaderos de Seat, Volvo y Renault. También se producen las pastillas de frenos de casas muy conocidas como Jurid. En Lleida los presos le fabrican a la bodega Raimat cajas de fruta de madera y cartón. Hay imprentas donde se hace casi todo el material de los juzgados y audiencias de Cataluña. En Girona, los presos confeccionan con sus manos los álbumes de fotos que fabrica la empresa Manuart.
Otro de los que saca tajada del negocio de las cárceles es el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, a través de su empresa ACS. Construye las cárceles y después cobra el alquiler, como es el caso de Brians 2, la prisión de Manresa, la de Figueras, la de Tarragona y muchas más por todo el territorio español. Por cada una de ellas, dice Casellas en su libro, “cobra al mes más de un millón de euros”. Florentino Pérez fue uno de los constructores que se benefició del Plan de Creación y Amortización de Centros Penitenciarios que supuso la construcción de 46 nuevas infraestructuras penitenciarias en el periodo 2006-2012, con una inversión de 1.647,20 millones de euros, además de otros 1.504 millones ya aprobados por anteriores Consejos de Ministros. Otras empresas que también se han beneficiado son COMSA y Ferrovial. De la primera, su consejero delegado es Josep Miarnau, mientras que Ferrovial está presidida por Rafael del Pino Calvo-Sotelo. También participan del reparto del pastel FCC, grupo de empresas de las hermanas Koplovitz.
Otros productos que hacen los presos son los mosquetones para practicar la escalada y el rápel. También hay trabajos para empresas externas de carpintería metálica, confección industrial o cultivo en invernadero, a los que hay que añadir las tareas para las propias prisiones, como cocina, panadería, mantenimiento, jardinería y lavandería.
Telefónica hace también negocio a costa de los presos, pues mantiene una situación de monopolio. Ello es posible porque todos los reclusos deben comprar obligatoriamente las tarjetas de Telefónica para llamar a su familia, amigos, abogados, etc. Cada tarjeta cuesta un mínimo de 5 euros y pueden hacer dos llamadas a móvil si llaman dentro del territorio español. Si es al extranjero, el coste de la llamada se dispara. Los presos pueden llamar cinco veces a la semana con un coste mínimo de 10 euros semanales por preso. Como en España son más de 60.000, calcúlense los beneficios.
En Euskadi los presos trabajan para Eroski y Citroën. En Cataluña el Grupo Codorniu tiene a condenados trabajando para bodegas de Lleida. Otras empresas que utilizan la mano de obra barata de los presos son Saveco, Valeo (automóviles) y Asimelec (electrónica y comunicación).
Además OATPP tiene contratos con Ayuntamientos de toda España y todo signo político. Las Cámaras de Comercio de muchas provincias firman convenios con esta entidad. También tiene convenio con las cárceles la Confederació d’Associacions Empresarials de Balears (CAEB).
Se calcula que más de 100 empresas y 500 clientes particulares contratan presos, aunque la cifra real es difícil de conocer ya que los datos no se hacen públicos y no aparecen en el BOE. En este sentido hay que mencionar al blog en apoyo a los presos, Punto de Fuga, que está haciendo un meticuloso trabajo de investigación sobre estas empresas.
Las denuncias sobre explotación de presos empiezan a ser cada vez más numerosas. La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía informó recientemente de que unos 12.000 reclusos están empleados en la cárcel con sueldos de hasta 0,5 euros a la hora y entre 80 y 300 euros al mes. Señalan que la vulneración de derechos laborales de los presidiarios es “un problema casi desconocido” que niega horas extra o vacaciones y “aporta un subsidio de desempleo máximo de 100 euros”.
Otras fuentes coinciden en que los presos empleados no tienen pagas extraordinarias, horas extra o vacaciones ni por supuesto posibilidad de denunciar su situación a través de los sindicatos, porque éstos están ausentes de las cárceles.  Al obtener la libertad, por haber cotizado, no disfrutan del subsidio de excarcelación –426 euros, hasta en 18 meses– sino de la prestación por desempleo que apenas llega a los 100 euros, por lo que muchos internos prefieren no trabajar. Los salarios, según estos informadores, oscilan entre los 120 a los 150 euros al mes, con horarios de 8 horas diarias, cinco días a la semana.
 
El Banco Santander hace caja
Valentín Matilla González es un ex recluso que estuvo tres años en Villabona (Asturias) y fue excarcelado en noviembre de 2013. Corrobora lo que publica Casellas: “Hay negocios en todas las cárceles, pero solo algunas se consideran ‘productivas’, porque fabrican para empresas”. No es el caso de la prisión de Villabona, pero sí, por ejemplo, de la del Dueso (Cantabria), “a la que todos quieren ir porque trabaja con muchas subcontratas y hay mucha indigencia. Para que te trasladen tienes que portarte bien y por supuesto hay tráfico de influencias”.
Habla de El Corte Inglés, el suministrador “oficial” de los objetos de consumo de los presos: “Si un interno quiere tener una televisión, no puede ir al mercado libre, sino que tiene que comprarla en El Corte Inglés”. El sistema es el siguiente: aparece por las cárceles cada 15 días lo que los internos llaman “el demandadero”, que recoge las necesidades de productos y objetos de los reclusos. Luego acude a El Corte Inglés a por ellos.
También el Banco Santander se beneficia de una situación de monopolio porque los presos solo pueden tener sus ahorros en la entidad de Botín. Incluso, si se mandan transferencias, tienen que ser a través de este banco.
Los presos gastan e ingresan a través de una tarjeta vinculada al Santander. Pueden ingresar un máximo semanal de 100 euros, lo que ocurre habitualmente los miércoles. Si, por ejemplo, el ingreso se hace un jueves, hasta el siguiente miércoles no se cobra, “así que imagínate qué negocio hace el Santander con el dinero de todos los presos de España durante los días que no pueden hacer uso de él”.
Matilla conoció a muchos presos que venían de otras cárceles españolas y le contaron los negocios de cada localidad. Pone el caso de Alcalá-Meco, en el que un director trasladó la panadería de la prisión al exterior para aumentar el negocio.
En el Centro de Integración Social (CIS) de Villabona se preparan los destinos remunerados para algunos internos. Por ejemplo, para el sector  de limpiezas, en el que la remuneración es de 150 euros mensuales. En la cocina las condiciones laborales “son un escándalo”, según Matilla, en referencia a las largas jornadas y la escasa remuneración. Luego están los cursos de jardinería remunerados que se realizan a través de convenios entre instituciones penitenciarias y muchos Ayuntamientos españoles. Los presos aseguran que no existen tales cursos, sino que son enviados a trabajar igual que los empleados municipales, cobrando unos 300 euros mensuales con la misma jornada laboral que sus compañeros; además, aseguran, tienen que pagarse el transporte.
El Ayuntamiento de Langreo fue el primero de Asturias que firmó un convenio con la prisión de Villabona a través del CIS. En teoría los reclusos trabajan en un taller de formación para aprender un oficio y luego reinsertarse en la vida laboral. Lo cierto es que no es así. Son peones utilizados (sin recibir ninguna formación) en las tareas de jardinería del Ayuntamiento. No está con ellos ningún monitor o formador sino que son grupos de 3-4 personas acompañados de un empleado municipal que les indica la tarea a realizar.
Los presos con los que contactó esta revista aseguran que para este tipo de trabajos no se hacen nóminas sino que “te dan un papel de mala manera”. En Villabona, dice Matilla, los destinos remunerados “los maneja un tipo, la mano derecha del director de seguridad, que por supuesto funciona por medio del tráfico de influencias, con sus chivatillos y una cola de gente esperando para que les reciba y les de un trabajillo”.
Antiguamente había economatos que ahora han pasado a denominarse “boutiques”. Este cambio de nombre ha supuesto simplemente un aumento de precios de los productos que se venden.
Funcionarios a cuerpo de rey
Pero no son solo los empresarios los que sacan tajada de los presos. También se benefician muchos funcionarios de prisiones, que utilizan entidades públicas, como el CIS o el CIRE, desde las cuales se mueven todos estos negocios, muchas veces camuflados como talleres de formación, y cuya filosofía empresarial no es por supuesto explotar a los presos sino “integrarles en el mundo laboral”.
Según Casellas los empleados del CIRE “viven a cuerpo de rey y son parte del entramado que explota a los presos”. ATLÁNTICA XXII intentó ponerse al habla con Instituciones Penitenciarias para preguntar sobre estas denuncias, aunque indicaron que por “vacaciones” nadie podía atender a la llamada de la revista. Lo mismo ocurrió con otro de los organismos denunciados por Casellas en su libro, el CIRE. Su directora, Elisabeth Abad i Giralt, eludió contestar a las preguntas de esta revista, aunque desde  el gabinete de prensa mandaron un mensaje en el que afirmaban que el CIRE tiene un objeto más social que económico y que “es una empresa pública de la Generalitat de Catalunya que se ocupa de la reinserción de las personas privadas de libertad, mediante la formación en oficios y el trabajo penitenciario”.
http://www.atlanticaxxii.com/3107/el-negocio-oculto-de-las-carceles-espanolas

#Ayotzinapa (México) : Nuestro dolor y nuestra rabia

Ayotzinapa: Nuestro dolor y nuestra rabia
¿Cómo seguimos caminando en esta nueva etapa?
Hoy, nos sumamos a la rabia activa de los padres y madres de los estudiantes desaparecidos, hoy les decimos que estamos esperando a que los 43 regresen, no creemos la farsa con la que pretenden dar carpetazo a esta indignación y rabia global. Ayotzinapa es el inicio de algo, que está creciendo en las aulas, en las calles.

 Desde el 26 de septiembre de 2014 México se vio a sí mismo y el mundo nuevamente volteó a ver una realidad ya inocultable que se hizo presente de la forma más terrible. Iguala es el lugar en el que el México de dolor y muerte ya no pudo evadir su realidad, el lugar que ha llenado al mundo entero de indignación, el lugar en el que el secreto a voces se convirtió en un grito de dolor y rabia.

43 estudiantes desaparecidos, tres estudiantes asesinados, dos jóvenes deportistas asesinados, una mujer asesinada. Todos ellos asesinados y desaparecidos en Iguala, todos ellos asesinados y desaparecidos por el Estado. Todos ellos asesinados y desaparecidos por el pacto de impunidad de la clase política.

Pero ahora resulta insuficiente hablar de impunidad porque las instituciones que debían de ejercer justicia no solo no lo hacen sino que se protegen a sí mismas de sus propios delitos, en realidad estamos ante un sistema que siempre encuentra cómo y a quién castigar de manera ejemplar y espectacular (culpable o inocente) para así poder mantener intactos al gran negocio de la corrupción y a las brutales estructuras de poder que mantienen al país entero sumergido en la violencia.

En México el sistema no está corrupto, la corrupción es el sistema. No es que el Estado se esté llenando de vacíos, sino que esos que parecen vacíos están llenos de la nueva mutación del Estado Mexicano: el Narco-Estado. La pareja Abarca es una terrible muestra de la vinculación entre gobierno y crimen organizado, pero lo más terrible es que no son la única o la peor muestra de ello, son precisamente una muestra de lo que son ahora las instituciones en México. Iguala, los muertos, los 43 estudiantes de Ayotzinapa son igualmente la terrible evidencia de que las acciones de este Narco-Estado no sólo son de contrainsurgencia, no sólo buscan la criminalización de la protesta, buscan el control a través del terror, buscan el genocidio de la esperanza.

En este México quebrado, seguridad significa vivir aterrado rodeado de militares y policías, vigilado constantemente. En este México quebrado, los aparatos de derechos humanos se utilizan para asegurarse de que los verdaderos agresores evadan la justicia y puedan seguir agrediendo.

En este México quebrado, al ex–alcalde de Iguala, José Luis Abarca, se le acusa de varios delitos, pero no del que implica reconocer la responsabilidad del Estado, el de desaparición forzada.

En este México quebrado, a María de los Ángeles Pineda se le dan 40 días de arraigo, y a Noemí Berumen Rodríguez, encubridora de la pareja acusada, la dejan en libertad, mientras quienes se oponen al sistema, quienes defienden la tierra, quienes exigen justicia, quienes se solidarizan con las familias de los 43 estudiantes desaparecidos por el Estado, quienes estallan de indignación, son inmediatamente encarcelados.

En este México quebrado el poder se escandaliza cuando alguien quema una puerta de madera, pero para los cientos de miles de muertos, para los miles de desaparecidos, para los desplazados, solo hay montajes mediáticos, largos procesos burocráticos y falsas condolencias, pero nunca justicia.

El mensaje que hay detrás de la forma en que hicieron todo en Iguala, detrás de los miles de muertos y desaparecidos en todo México, es que ninguna vida vale, que desde esas “nuevas instituciones” la muerte es la forma de gobernar.

Por todo esto, después de que el mundo ha esperado una respuesta acerca del paradero de los 43 normalistas desaparecidos a partir de una investigación rigurosa, es indignante y doloroso que los encargados de hacerla no solo estén mostrando incompetencia, sino una impresionante falta del más mínimo respeto a los familiares de las víctimas y a través de ellos a la sociedad toda, porque su única finalidad es la de desviar las investigaciones para ocultar la verdad.

La indignación ha ido creciendo, desbordando plazas, creciendo semana con semana. Las manifestaciones, las acciones, los paros, demuestran que pese a las mentiras, los montajes, las calumnias y las burlas por parte del “Gobierno Mexicano”, siempre ausente cuando se trata de dar respuestas, el pueblo de México y de otras partes del mundo, ha hecho suya la consigna de ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! Se están dando pasos importantes en muchos lugares dentro y fuera de México, en los que rápidamente se ha pasado a los nuevos gritos que resuenan: #NoLesCreemos, #FueElEstado, #YaMeCanse, #AyotzinapaSomosTodos.

En Iguala se hizo visible la lógica política que ha hecho que en nuestro país nos duelan más de 150 mil muertos y que sigamos esperando a los más de 20 mil desaparecidos.

Hoy, nos sumamos a la rabia activa de los padres y madres de los estudiantes desaparecidos, hoy les decimos que estamos esperando a que los 43 regresen, no creemos la farsa con la que pretenden dar carpetazo a esta indignación y rabia global. Ayotzinapa es el inicio de algo, que está creciendo en las aulas, en las calles.

Estas últimas semanas se ha gestado un movimiento que tiene muy claro quiénes son ellos, en este nuevo proceso se está perdiendo el miedo, se vuelve imposible quedarse como espectador y se abre la posibilidad de preguntarnos: ¿Cómo hacer para que esta energía social logre abrir un camino que permita a la sociedad, desde abajo, imponerle al gobierno la verdad con todas sus consecuencias? ¿Cómo seguimos caminando en esta nueva etapa?

Ayotzinapa no sólo le duele a México, le duele al mundo.
 
 
Firmas Individuales:

CANADÁ: Naomi Klein; ESTADOS UNIDOS: Noam Chomsky; Michael Hardt; Hugo Benavides (Fordham University); URUGUAY: Raúl Zibechi; ESTADO ESPAÑOL: Manuel Castells; Carina Garcia Sanagustin; BOLIVIA: Oscar Olivera; ARGENTINA: Nico Falcoff; COLOMBIA: Dora Muñoz; Constanza Cuetia; ALEMANIA: Sebastian Wolff (Instituto de Investigaciones Sociales, Frankfurt/Alemania); BRASIL: Kathy Faudry; Jeferson Zacarias; Denise Lopes; Edila Pires; Liliane Bites; Walter Bites; PAÍS VASCO: Juan Ibarrondo (escritor); ITALIA: Adele Vigo; Andrea Paletti; Franco Frinco; Carlotta Mariotti; Filipppo Marzagalli; MARRUECOS: Josiane Pastor Rodriguez; FRANCIA: Valentin Gaillard; Mathieu Meyer; Talia Rebeca Haro Barón (PhD Erasmus Mundus Dynamics of Health and Welfare, Ecole de Hautes Études en Sciences Sociales), Michèle Blossier; Patrice Ratheau; Paul Victor Wenner; Myriam Michel; Hilda Leslie Alcocer Martinez; Louise Ibáñez Drillières; Crystel Pinçonnat; Janie lacoste (profesora); Michel Puzenat; Pierre Banzet; Régine Piersanti; Dominique Mariette; Nathalie Todeschini; Stéphane Lavignotte- pasteur (Movimiento del cristianismo Social); Farid Ghehioueche (Fondateur/Porte Parole de l'organisation Cannabis Sans Frontières); Emmanuel Maillard; Myriam Mérino; Ariane Chottin; Valérie Guidoux; Olivier Vendée; Pierre Picquart (Dr en Geopolitica Université de PARIS-VIII) ; Antinea Jimena Pérez Castro; Yann Bagot; Emmanuel Rodriguez; Marie Ibanez; Amparo Ibanez; Gilbert Rodriguez; Marie Ibanez; Jacqueline Henry; Catherine Cassaro; Catherine Bourgouin; Susanna Miglioranza; Sylvie Gauliard; Alain Martinez; Colette Revello; Fatiha Mekeri; Dominique Poirre; Laura Binaghi; Jérôme Bauduffe; Nadia Thomas; Matthieu Texier; Paul Obadia; Vincent Robin; Michel Ibañez; Lise Piersanti; Alain Delprat; Catherine Drillières; Colette Revello; Didier Collot; Marianne Petit; Janine Leroy; Suzy Platiel; Aude Lalande; Mansour Chemali; Corinne Mazel; Celia Ibañez; Pauline Delprat; Michel Contri; Ali Abadie; Mercedes Cruceyra; José Griault; Annick Laurent; Gérard Henry; Georges Gottlieb; Janie Lacoste; Michel Ibañez; Pilar Sepulveda; Rafael Sepulveda; Pascal Ibañez; Patrick Derrien ; Hélène Derrien ; Lia Cavalcanti (directrice de l'association Espoir Goutte d'Or); Catherine Faudry (Chargée de mission - pôle "Collectivités Territoriales" Institut Français); Camille Baudelaire; MÉXICO: Álvaro Sebastián Ramírez (Preso Político y de Conciencia de la Región Loxicha); Oscar Soto; Alejandro Varas; Raquel Gutiérrez Aguilar; Mariana Selvas Gómez; Guillermo Selvas Pineda; Rosalba Gómez Rivera; Martha Nury Selvas Gómez; María Josefina Perez Arrezola; María José Pérez Castro; José Cervantes Sánchez (estudiante ICSyH BUAP); Rosalba Zambrano; Ana María Sánchez; Tamara San Miguel; Eduardo Almeida; Enrique Ávila Carrillo; Ingrid Van Beuren; Leticia Payno; Cecilia Oyorzál; Ignacio Rivadeneyra; María del Coral Morales; Oscar Gutiérrez; Gilberto Payno; Celiflora Payno; Víctor Payno; Patricia Emiliano; Beatríz Acevedo; Francisco Sánchez; Agustina Álvarez; Mariana García; Miguel Ortigoza; José Antonio León; Sergio Cházaro; José Hugo Estrada Zárate; Iliana Galilea Cariño Cepeda; Pablo Reyna; Guillermina Margarita López Corral; Ana María Corro; Lorena Diego y Fuentes; Enrique González Ruiz; Ignacio Román; Cecilia Zeledón; Berta Maria Rayas Camarena; Judith Arteaga Romero (maestrante Defensa y Promoción de los Derechos Humanos UACM); Aurora Furlong; José Luis San Miguel; Alma Ugarte; Juan Manuel Gutiérrez Jiménez

Organizaciones:
 
ESTADO ESPAÑOL: CGT; ASSI (Acción Social Sindical Internaciolalista); Associació Solidaria Cafè Rebeldía-Infoespai – Barcelona; Centro de Documentación sobre Zapatismo (CEDOZ); COLOMBIA: Pueblos en el Camino; ALEMANIA: Gruppe B.A.S.T.A., Munster; BRASIL: CSP-Conlutas –Brasil; BÉLGICA: Casa Nicaragua-Liège; CafeZ –Liège; CÓRCEGA: Corsica Internaziunalista; PAÍS VASCO: La Federación Anarquista Ibérica de Euskal Herria (FAI); ITALIA: Associazione Ya Basta! –Milano; Centro Sociale CasaLoca – Milano; Associazione Ya Basta – Padova; Nodo Solidale (Italia y Mexico); Comitato Chiapas "Maribel" – Bergamo; FRANCIA: Les trois passants – Paris; Caracol Solidario – Besançon; Colectivo Grains de sable; Union local de la Confédération Nationale du Travail (CNT31-Toulouse); Secrétariat international de la CNT – Francia; Tamazgha, asociacion berbères-Paris; Comité de solidarité avec les Indiens des Amériques (CSIA-Nitassinan); Groupe de soutien à Leonard Peltier (LPSG-Francia); La Fédération des CIRCs – Paris; Comité Tierrra y Libertad de Lille; Réseau latino-américain de Lille; Émission Torre Latino/Radio Campus – Lille; Comité de Solidaridad con los Pueblos de Chiapas en Lucha(CSPCL), Paris; Espoir Chiapas – Montreuil; Mut Vitz 13 de Marseille; REINO UNIDO: UK Zapatista Solidarity Network; Dorset Chiapas Solidarity Group; Edinburgh Chiapas Solidarity Group; Kiptik (Bristol); London Mexico Solidarity Group; Manchester Zapatista Collective; UK Zapatista Translation Service; Zapatista Solidarity Group – Essex; MÉXICO: Enlace Urbano de Dignidad; Nodo de Derechos Humanos; Unidad Obrera y Socialista (¡UNIOS!); Unión de Vecinos y Damnificados "19 de Septiembre" (UVyD-19); La Voz de los Zapotecos Xiches en Prisión; Colectivo La Flor de la Palabra; Comité de Solidaridad con Mario González, DF; Colectivo de Profesores de la Sexta; Frente del Pueblo; Serpaj; Colectivo "pensar en voz alta"; UniTierra Puebla; Colectivo Utopía Puebla; Colectivo de Salud adherente a la Sexta; Grupo "Salud y Conciencia"
INTERNACIONALES: La Internacional de las Federaciones Anarquistas (IFA); Federación Anarquista francófona (Francia, Bélgica, Suiza); RED EUROPEA DE SINDICATOS ALTERNATIVOS Y DE BASE: Confederación General del Trabajo, CGT - Estado español; Union syndicale Solidaires- Francia; Confederazione Unitaria di Base, CUB – Italia; SUD Vaud, Suiza; Confederacion Intersindical - Estado español; Unione Sindicale Italiana, USI – Italia; Intersindical Alternativa de Catalunya, IAC –Catalunya; Confederazione Italiana di Base, UNICOBAS – Italia; Confédération Nationale des Travailleurs Solidarité Ouvrière, CNT-SO – Francia; Transnational Information Exchange , TIE – Alemania; Associazione per i Diritti dei Lavoratori Cobas, ADL COBAS – Italia; Solidaridad Obrera, Estado Español; Confédération Nationale du Travail, CNT –Francia; Sindacato Autorganizzato Lavoratori Cobas, SIAL COBAS – Italia; Sindacato Intercategoriale Cobas Lavoratori Autorganizzati, SI COBAS – Italia; Ελευθεριακή Συνδικαλιστική Ένωση, ESE –Grecia; Union Syndicale Etudiante Fédération Générale du Travail de Belgique, USE –Bélgica; Ogólnopolski Związek Zawodowy Pielegniarek i Poloznych, OZZ PIP –Polonia; Ogólnopolski Związek Zawodowy Inicjatywa Pracownicza, OZZ PIP – Polonia; ORGANIZACIONES ESTUDIANTILES:Solidaires Étudiant-e-s, Francia; Union Syndicale Étudiante, Belgica; SUD étudiants et précaires, Suiza

GALERIA DE BUITRES CXCII

Los lacayos de la duquesa
Foto cedida por La Esfera de los Libros de Jacobo Fitz-James Stuart, su hija y su yerno. (Efe)Año 1931. Como recuerdan los historiadores Cabrera y Del Rey, sólo diez nobles poseían como mínimo (todavía no existía un mapa de la riqueza rústica) el 0,8% de territorio nacional. Pongamos algunos ejemplos: el duque de Medinaceli, 79.000 hectáreas; el duque de Peñaranda, 51.000 hectáreas; el duque de Vistahermosa, 47.000; el duque de Alba, 34.400… La lista es interminable. De hecho, los 89 grandes de España restantes poseían al menos un 0,6% adicional del territorio. En total, más de 7.000 kilómetros cuadrados que se repartían unas docenas de familias.
El resultado es conocido. España tenía en el primer tercio del siglo XX una estructura social más propia del feudalismo que de la edad contemporánea. Hasta el punto de que apenas el 4% de los propietarios o cultivadores (unos 164.000 individuos) retenía, al menos, el 49,5% de la renta agraria, fundamental en la producción nacional en un país que vio pasar de largo la revolución industrial.
Entre todos los aristócratas destacaban el duque de Alba y el del Infantado. No es para menos teniendo en cuenta que la Restauración convirtió en referente social todo lo que oliera a aristocracia. Entre 1874 y 1931, ‘nacieron’ 167 condes, 30 vizcondes y 28 barones.
La causa era muy simple. Los nuevos burgueses querían emparentarse con la vieja nobleza arrinconada durante el auge del liberalismo. Aunque pueda parecer sorprendente, el nombre del duque de Alba –al borde de la ruina a principios del siglo XIX pese a que seguía cobrando diezmos, un tributo medieval– no figura en los anuales financieros españoles hasta los años 20 del pasado siglo. A partir de ese momento, sin embargo, todo cambió.
Con la explosión del comercio, tras la pérdida de las colonias y la repatriación de ingentes fortunas, los nuevos industriales y banqueros querían estar cerca de la Corona, y el camino más recto eran los aristócratas sumisos a Alfonso XIII. Eso explica, por ejemplo, que Jacobo Fitz-James Stuart -Jimmy para los amigos- fuera llamado a presidir, por ejemplo, Plus Ultra Cinematográfica pese a no poseer ningún título de la compañía. Igualmente, fue accionista del Metro de Madrid, la obra pública más importante de la época, de la mano de su amigo Alfonso XIII, también accionista.
Sin embargo, sus mayores ingresos los obtuvo por la presidencia de Standard Eléctrica, la compañía que creó la estadounidense ITT tras adjudicarse Telefónica en una polémica subasta, y que tenía el monopolio de los suministros a la filial estadounidense de telefonía.
Un conservador autoritario
El marqués de Urquijo –muy unido también a Alfonso XIII– fue su socio de correrías financieras. Pero mientras este era realmente un hombre de negocios (fue clave en el renacimiento industrial de España), Jacobo Fitz-James Stuart  -a quien se ha definido políticamente como un conservador autoritario- no era más que un refinado dandi volcado en la práctica del polo y en el disfrute de las bellas artes, pero completamente ignorante en lo relacionado con operaciones mercantiles. Simplemente, subcontrataba sus títulos nobiliarios al mejor postor, lo que dio alas a la Casa de Alba.
Para hacerse una idea de lo que significaron aquellos años en que reinaba la aristocracia y el poder caciquil, basta decir que de no mediar la crisis demográfica derivada de la guerra civil y la postguerra, España hubiese tenido en 1950 el mismo número de analfabetos que en 1887.
El duque de Alba y el rey, además invirtieron en comandita en la Compañía del Golfo de Guinea y en CHADE, la eléctrica que presidiría Cambó en su exilio y que acabó siendo nacionalizada en Argentina. De esas operaciones nace su fortuna.
Este es, en realidad, el contexto en el que vivió la ‘rebelde’ duquesa de Alba, convertida en los últimos días en una especie de princesa del pueblo por su forma campechana de entender el mundo y su ‘sevillanía’. La causa de tal disparate probablemente tenga que ver con esa fascinación por el poder que está en el ADN de un país tradicionalmente de lacayos, que ha visto pasar dictaduras y asonadas militares con total normalidad. Y que se manifiesta incluso ahora con toda crudeza, cuando la corrupción emerge, precisamente, porque quien debe ejercer los contrapoderes (jueces, políticos, periodistas, académicos… no lo hacen).
Sin duda, porque en España nunca hubo una revolución liberal capaz de expulsar de la historia a la vieja y rancia aristocracia del Antiguo Régimen, como sucedió en la mayoría de los países europeos.
En España, muy al contrario, estar cerca de la nobleza era y es un timbre de gloria para los burgueses advenedizos, y eso es lo que explica su supervivencia. Incluso, exdirectores de periódico que se dicen liberales y hoy se presentan como ‘antisistema’ encabezaron hace años un movimiento de la nobleza para establecer la igualdad de sexos en la sucesión de los títulos, cuando si hay algo que choca contra el liberalismo es, precisamente, el Antiguo Régimen y su corte de holgazanes. El despropósito ha llegado hasta nuestros días y el anterior monarca ha ido repartiendo títulos nobiliarios entre sus amigos como se si tratara de un rey feudal.
Las manos muertas
Es evidente que doña Cayetana no es la responsable de las tropelías de su padre ni de su estirpe, pero ocultar lo que ha significado la Casa de Alba para este país como se ha hecho en los últimos días, refleja el desprecio por la historia, lo que hace que España caiga una y otra vez en los mismos vicios. Las recesiones y los elevados niveles de desempleo no caen del cielo, son fruto de errores cometidos en el pasado.
Y ver ovacionando a miles de ciudadanos con lágrimas en los ojos a la insigne representante de una rancia aristocracia sólo puede repeler en el siglo XXI. Sobre todo cuando esas muestras de dolor se hacen desde una de las regiones más pobres del país, con altísimos niveles de paro a causa de su secular atraso económico.
Debido, precisamente, al poder de esas manos muertas que denunciaban hace más de un siglo los regeneracionistas. Ya decía hace algún tiempo el expresidente extremeño Rodríguez Ibarra, con razón, que cuando un señorito invitaba a los pobres a una fiesta flamenca era para dar palmas.
Da todavía más náuseas escuchar, o leer, a un exalcalde sevillano, que se dice socialista, retratando a doña Cayetana como ‘machadiana’, cuando el bueno de don Antonio –que murió sólo y pobre en el exilio de Colliure abrigado por el mismo gabán de toda la vida– representaba justamente lo contrario que la Casa de Alba: la humildad.
Y hablando de Machado, no estará de más recordar que en una ocasión Churchill, siendo Jacobo Fitz-James Stuart embajador español en Londres en los años más negros del franquismo (era pariente muy lejano del premier británico) le recomendó que Franco diera una amnistía para aquellos que había perdido la guerra y que literalmente se morían de hambre (no eran los dirigentes políticos). El duque le contestó que no podían dejarse impunes 400.000 crímenes. Todo un gesto de magnanimidad para un hombre de tan alta alcurnia.
Existe, en este sentido, una foto que hace años distribuyó la propia Casa de Alba en la que se ve al duque enfundado en un mono de trabajo observando con cierta incredulidad los destrozos que habían ocasionado los bombardeos nazis sobre Londres, justamente cometidos por los aliados del Gobierno que él mismo representó hasta 1945. Es decir, durante los momentos de mayor represión de un régimen que apuntaló a la nobleza que ganó la guerra y que estaba en la ruina al finalizar la contienda. No estará de más recordarlo antes de que el país se bañe en lágrimas por una representante de la Casa de Alba.

La deslocalización y el dumping salarial

La Justicia europea allana el camino para la deslocalización y el dumping salarial
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea acaba de dictar una sentencia que allana el camino a la deslocalización y el dumping salarial entre los países de la UE. Se trata de una sentencia de enorme transcendencia social que, curiosamente, no ha tenido eco ni en los grandes medios ni en las páginas especializadas en cuestiones jurídicas.
La sentencia del TJUE abordaba el asunto C‑549/13, donde son partes la Bundesdruckerei GmbH y Stadt Dortmund, y cuyo objeto es abordar el alcance de la Directiva 96/71/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 1996, sobre el desplazamiento de trabajadores efectuado en el marco de una prestación de servicios. 
El supuesto concreto analizado en la sentencia es una Ley del Land de Renania del Norte-Westfalia (Alemania), que establece que determinados contratos públicos de servicios sólo pueden adjudicarse a empresas que, en el momento de presentar la oferta, se hayan comprometido a pagar a su personal un salario mínimo por hora de 8,62 euros en contrapartida por la ejecución de la prestación. Esta Ley pretendía garantizar a los trabajadores un salario adecuado a fin de evitar el «dumping social» y la penalización de las empresas competidoras que conceden un salario adecuado a sus empleados. El objeto de esta norma alemana era evitar la sucesiva presentación de ofertas a la baja para la adjudicación de un servicio público externalizado, ofertas que normalmente comportan un dumping salarial entre las diversas empresas competidoras.
En el caso enjuiciado se analizaba la licitación de un contrato público relativo a la digitalización de documentos, y a la conversión de datos para el servicio de urbanismo de la ciudad de Dortmund, la cual con arreglo a la Ley del Land de Renania, exigía el abono de un salario mínimo de 8,62 euros a todos los trabajadores empleados por el subcontratista, el cual estaba establecido en un Estado miembro distinto (en el presente caso, Polonia), y a los que el licitador tiene previsto recurrir para que ejecutarán el contrato en cuestión exclusivamente en ese Estado.
En su sentencia, el Tribunal de Justicia responde que, en los casos, como el presente, en que un licitador tiene previsto ejecutar un contrato público exclusivamente con trabajadores empleados por un subcontratista establecido en un Estado miembro distinto del de la entidad adjudicadora, la libre prestación de servicios se opone a que el Estado miembro al que pertenece la entidad adjudicadora obligue al subcontratista a abonar un salario mínimo a los trabajadores. El Tribunal de Justicia considera que tal normativa puede constituir una restricción a la libre prestación de servicios, señalando que una remuneración mínima a los subcontratistas de un licitador establecidos en otro Estado miembro en el que los salarios mínimos son inferiores constituye una carga económica adicional que puede impedir, obstaculizar o hacer menos interesante la ejecución de prestaciones en ese otro Estado miembro.
Considera el TJUE que imponer un salario mínimo fijo que, efectivamente, corresponde al necesario para garantizar en Alemania una remuneración adecuada a los trabajadores en relación con el coste de la vida en ese país, pero que no guarda relación con el coste de la vida en el Estado miembro en el que se llevarán a cabo las prestaciones relativas al contrato público de que se trata (en este caso, Polonia),  privaría a los subcontratistas establecidos en ese último Estado miembro de obtener una ventaja competitiva por las diferencias existentes entre las cuantías de los salarios respectivos. Para el TJUE la normativa alemana iría más allá de lo necesario para garantizar que se consiga el objetivo de la protección de los trabajadores.
El TJUE abre la puerta para que la licitación de cualquier contrato público se convierta en una puja por ver cual es la empresa que oferta un precio más competitivo, (bajo la amenaza de derivar el servicio a otro país miembro de la UE con salarios más bajos), provocando un dumping salarial en el seno de la UE de incalculables consecuencias.

BARAJAS: Solidaridad Huelga Chaquetas Verdes

























Enlace permanente de imagen incrustada
Enlace permanente de imagen incrustada

24 nov. 2014

22 nov. 2014

29-N, Madrid: MARCHAS DE LA DIGNIDAD

Las crisis parecen ser esenciales para el capitalismo y para quienes son sus sicarios políticos, sean del color que sean. Ellos siempre ganan. Han derribado y desechado todo lo que es esencial para la vida digna de la mayoría de las personas:
     Los espacios que algún día fueron productivos los han convertido en eriales industriales, expulsando de sus empleos a más de tres millones y medio de personas, desde el 2008 hasta ahora.
     Los barrios obreros son condenados al abandono social: faltan colegios públicos, faltan centros sociales, faltan hospitales públicos y centros primarios de salud, han privatizado las limpiezas, el transporte, el agua, la energía…. La suciedad física y la carencia de higiene crece al igual que sus tasas y sus IBIs. Las personas dependientes (la tercera edad, la infancia y las personas con discapacidades) han sido abandonadas y se retiran las prestaciones sociales (cotizaciones) a más de 150.000 personas.
     En el campo, las pequeñas granjas y las explotaciones campesinas, verdaderas bases de la soberanía alimentaria, han sido desplazadas por la agricultura industrial a gran escala y las multinacionales de la alimentación, se han adueñado de todo, determinando que comamos basura y que empeore nuestra salud y calidad de vida.
     Los mega-centros comerciales proliferan en nuestras mega-ciudades y en los barrios obreros periféricos, y siguen incitando a “consumir, consumir”a millones de asalariados y asalariadas, a los cuales se les ha robado el salario, bien porque les han despedido, bien porque su patrón se los ha minimizado hasta la indigencia.
     Más del 52% de los jóvenes (890.000) no trabajan ni reciben ninguna renta, por ello no tienen posibilidad alguna de consumir, salvo consumirse en la desesperación o emigrar.
     Más de 2 millones de viviendas cerradas, miles de construcciones en esqueleto, las autopistas privatizadas, los aeropuertos sin aviones, los campos de golf al lado de las vallas de la vergüenza, donde se masacra a los más desposeídos que vienen huyendo del hambre y la miseria. Las mega- construcciones, las autopistas de peaje que ahora volvemos a pagar, que solo han servido para otorgar miles y miles de millones a alcaldes, diputaciones, presidentes autonómicos, empresarios de todos los sectores, etc….Se sigue echando a la gente de sus casas a una media de 100.000 al año, incrementado la miseria, el empobrecimiento y la total ausencia de futuro.
     El espectáculo del “drama español” que vivimos (al igual que la tragedia griega), cuando banqueros y financieros de todo tipo han logrado que los políticos, en vez de meterlos en la cárcel por la mayor estafa a la sociedad conocida en la historia moderna de este país, les han regalado hasta 100.000 millones de euros para tapar sus negligencias y seguir engordando sus bolsillos particulares. La especulación con el suelo, con las hipotecas, con las preferentes, con los fondos buitres, etc., lo que es una parte sustancial de su “botín”.
     Políticos (todos y todas) que han gestionado lo público como si fuera la cueva de “Alí Babá”, repartiéndose el botín de los recortes en el gasto público esencial, la educación, la sanidad, los cuidados, la cultura, la energía, las comunicaciones, los transportes, las pensiones, etc...
Instituciones que nos han impuesto, por la vía de las leyes mordaza, la adaptación al nuevo estado de cosas: que vivamos sin empleos o con empleos precarios, donde cobramos por media jornada y trabajamos 10 horas; que vivamos sin pensiones dignas o suficientes, mucho menos universales y, si queremos “vivir mejor”, pues que nos hagamos un fondo privado de pensiones; que nos acostumbremos a una educación sin conocimientos ni libertad de pensamiento, sin plazas públicas para llegar a la universidad (para eso están las privadas), o la educación concertada, donde se desvían miles y miles de millones de euros a la iglesia católica, apostólica y romana.
Instituciones que se han hecho cargo de una deuda privada, la de los banqueros, la de las multinacionales, las de las eléctricas esencialmente, la de las constructoras, que ahora se dedican a gestionar hospitales “públicos” con criterios mercantilistas privados. Han condenado a varias generaciones a ser “pagadores” de esa deuda absolutamente ilegítima.
Tenemos que ser capaces de PARAR esta barbarie: la financiación total y global de la vida, impulsada por el hiperendeudamiento y la desregulación absoluta, nos ha situado en una realidad donde, solo en nuestro estado, 20 personas, las más ricas, tienen más dinero que 14 millones de personas que son las más pobres.
La situación social nos ha colocado en un escenario donde solamente el 34% de las personas que habitamos en el estado español (15.640.000), son capaces de vivir “normalmente”, sin insuficiencias en lo básico (casa, empleo, renta, sanidad, educación, transporte, cultura y ocio), el resto sobrevivimos así: el 40,6% nos vamos hundiendo en la precariedad y el 25% de las personas (11.800.000) sufre de exclusión real, el 77,1% padece exclusión de empleo; el 61,7% exclusión de vivienda y el 46% de la salud”.
El 29 de Noviembre, CGT, junto a las Marchas de la Dignidad, volveremos a ocupar las calles para reivindicar el CAMBIO SOCIAL, porque sabemos con certeza que LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO posible.
MARCHAS DE LA DIGNIDAD: PAN, TRABAJO, TECHO, LIBERTAD.
UNIFIQUEMOS LAS LUCHAS PARA CAMBIAR EL SISTEMA

http://www.cgt.org.es/manifiesto-de-cgt-para-la-movilizacion-del-29n

http://marchasdeladignidadmadrid.wordpress.com/2014/11/19/manifestacion-marchas-dignidad-madrid-29n-recorridos-columnas/





27-N: NO A LA LEY MORDAZA


25-N-MADRID: CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA


20 nov. 2014

Crowdfunding Bankia #Queréllate.

CGT ya intentó personarse al inicio del procedimiento seguido contra la gestión de Bankia, y no pudo hacerlo ante los requisitos que se le exigieron, especialmente, el depósito de una fianza de 20.000 euros.

Desde aquel momento hemos defendido que las prácticas antisociales, no sólo las corruptelas que se han ido descubriendo a lo largo de este tiempo, sino, fundamentalmente, las políticas y prácticas económicas llevadas a cabo por sus órganos directivos respecto de vivienda, créditos hipotecarios, inversiones o la captación de fondos por medio de productos preferentes, subordinados y otros productos complejos, no podía quedar impune.
Queremos que los trabajadores participemos de la exigencia de responsabilidad penal, ejerciendo la acción penal iniciada en su día en dicho procedimiento y acompañando a la misma, trabajando en el esclarecimiento y la investigación de todo lo ocurrido.
Hemos intentado personarnos nuevamente a raíz de lo que se va descubriendo, para ejercer la acción penal y tratar de eludir cualquier impunidad, y de hacer responsables a quienes, en definitiva, han llevado a que toda la sociedad hayamos pagado colectivamente las deudas generadas por sectores minoritarios de la sociedad, además de defender los derechos de los trabajadores que han sido despedidos en una salvaje reestructuración del sector financiero, y nos vuelven a exigir dicha fianza, pese a todo lo que ya se va descubriendo en la instrucción de las actuaciones de dicha dirección, motivo por el que pedimos tu ayuda económico para este fin, para que quienes no hemos participado de dichas prácticas, y sin embargo hemos sufrido sus consecuencias tanto en el dinero perdido en el rescate financiero como por medio de los recortes sociales podamos participar en dicho procedimiento.
Colabora pinchando este enlace: http://www.lanzanos.com/proyectos/cgt-quiere-personarse-procedimiento-de-bankia/

http://rojoynegro.info/articulo/acci%C3%B3n-sindical/crowdfunding-bankia-quer%C3%A9llate

GALERIA DE BUITRES CXCI

2.000 millones de euros de la Casa de Alba están exentos del pago de impuestos
Los técnicos del Ministerio de Hacienda que integran Gestha han recordado, mediante una nota de prensa que la Casa de Alba, cuya titular Cayetana Fitz-James Stuart ha fallecido hoy 20 de noviembre en Sevilla, está exenta de pagar el 90% de su patrimonio. Son entre 2.065 y 2.875 millones de euros, de los cuales la mayor parte están exentos porque pertenecen al Patrimonio Histórico español y por la cesión de obras de arte y antigüedades a la Fundación Casa de Alba. Se trata  de una cantidad sensiblemente inferior a los seis millones por los que tributa la casa de Alba, primera latifundista de Andalucía, con 34.000 hectáreas en tierras. Además, "los impuestos sobre sus bienes inmobiliarios se liquidan en las autonomías en donde están situados, mientras que el resto de bienes, como las acciones en empresas o depósitos bancarios, tributan en la comunidad en la que reside el heredero" según los Técnicos de Hacienda que subrayan que "la mayoría de los hijos y nietos de la duquesa residen en Madrid, comunidad en la que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones está bonificado al 99%". Esto conlleva que "de un patrimonio estimado en 3.200 millones de euros, solo se pague a Hacienda seis millones de euros, lo que supone un exiguo tipo efectivo del 0,2%", según Gestha.
Asimismo, según publicó el diario El Mundo, la Casa de Alba recibió sólo en 2011 más de tres millones de euros en ayudas de la Unión Europea gracias a la Política Agraria Común.
En declaraciones a Europa Press, el secretario general del SAT, Diego Cañamero ha dicho que el "patrimonio inmenso de la Casa de Alba y de los terratenientes ha supuesto desgracia, paro y pobreza para esta tierra", en referencia a Andalucía, donde está instalada esta casa aristocrática. Cañamero ha añadido que las ayudas europeas a la posesión de la tierra ha incrementado las dificultades del agro andaluz: "Con el dinero que le llega de Europa no tiene ninguna necesidad de explotarlas de ninguna otra manera". No obstante, el líder de este sindicato ha manifestado que lamenta la muerte de Fitz-James Stuart, pese a que "la aristocracia y los terratenientes de Andalucía han sido una casta social nefasta".