29 abr. 2016

Proceso de empleo de Aena y ENAIRE: Claridad y Justicia !!!

CGT solicita que Ana Pastor no se quite el asunto de las pruebas de Aena y ENAIRE de encima
La última seudo-convocatoria de plazas de empleo-sin-plazas de Aena y ENAIRE, llega al congreso de los diputados tras la tibieza de Fomento. CGT pide en el Congreso iniciativas para “poner claridad y un poco de justicia” en el proceso de empleo de Aena y ENAIRE. CGT ha trasladado al Presidente de la Comisión de Fomento, y a diferentes diputados en el congreso, escrito registrado esta mañana dirigido a la Ministra de Fomento en funciones, sobre la conflictividad en las últimas convocatorias de empleo temporal para Aena y ENAIRE.
En el escrito le decimos a la señora Ministra, “qué ponemos en duda la afirmación de que el proceso se haya realizado con la máxima transparencia y con escrupulosas garantías, pues nada más alejado de la realidad de las quejas que transmiten cientos de trabajadores temporales, por las pruebas de selección en la convocatoria de empleo temporal en Aena y ENAIRE”, como respuesta a otro que nos dirigió fomento tras nuestro anterior escrito a la Ministra de Fomento de 8 de Marzo.
El proceso de empleo de Aena y ENAIRE, ha traído un número de reclamaciones inusitadamente alto, cercano a las 1.500. Esto supone por encima del 10% de las personas presentadas, unas 14.800, un porcentaje inédito que pone de manifiesto que existe un problema real indudable en la confección de los ejercicios.
CGT recuerda a Pastor: “En los tiempos tan duros que vivimos de paro y exclusión social no se puede jugar de esta manera con las legítimas ilusiones de miles de trabajadores y trabajadoras paradas que aspiran legítimamente a tener una posibilidad de acceso al empleo; ni con las de cientos de trabajadores temporales que han dejado lo mejor de su experiencia y vida profesional.”
CGT pide en el congreso iniciativas para “poner claridad y un poco de justicia” en el proceso de empleo de Aena y ENAIRE, tras la tibieza, en la respuesta, de Fomento. Han recibido dicho escrito los legítimos representantes del pueblo español, en las personas del Presidente del Congreso de los Diputados, el Presidente de la
Comisión de Fomento, y los Diputados entre otros: Alberto Garzón, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera.
http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=25353&NotDesignId=4

IAG : Precariedad vs Rentabilidad

El holding liderado por Willie Walsh logró un beneficio entre enero y marzo de 168 millones de euros. Este resultado es seis veces mayor que el obtenido en el mismo periodo de 2015, cuando el grupo anunció un resultado de 25 millones de euros.

Según declaraciones del consejero delegado recogidas por Europa Press, el resultado del primer trimestre muestra “un sólido crecimiento” en un periodo “tradicionalmente más débil”.

Los ingresos del grupo crecieron un 7,9 por ciento, hasta los 5.78 millones de euros. Sin embargo, desde el holding señalan que estos se vieron afectados por la celebración de la Semana Santa en marzo y por los ataques terroristas de Bruselas, “cuyos efectos seguirán notándose en el segundo trimestre”.

Por ese motivo IAG ha moderado sus planes de crecimiento a corto plazo y espera reducir en un 1 por ciento sus costes unitarios subyacentes durante el resto del ejercicio, excluyendo el combustible. Así, IAG espera lograr en 2016 un beneficio operativo similar al del año pasado.

A pesar de haber reducido sus expectativas, IAG es uno de los grupos más rentables que existen en la actualidad. Por tal motivo, Qatar ha decidido recientemente aumentar su participación en el grupo hasta casi el 12 por ciento (Qatar estrecha su control de IAG: sube su participación a casi un 12%), frente al 9,99% que poseía desde su entrada en enero de 2015.
http://www.preferente.com/noticias-de-transportes/noticias-de-aerolineas/iag-multiplica-por-seis-su-beneficio-en-un-trimestre-tradicionalmente-debil-259797.html

28 abr. 2016

La huelga de trabajadores de tierra provoca la cancelación de cerca de 600 vuelos en Alemania

Decenas de miles de pasajeros han sufrido afectaciones en sus vuelos este miércoles por la huelga de personal de tierra convocada por el sindicato Verdi en seis aeropuertos alemanes para exigir aumentos salariales.


En el aeropuerto de Fráncfort, principal nudo de comunicaciones aéreas de Alemania, el personal de tierra no trabaja desde primeras horas de la mañana y hasta el momento se han cancelado 392 vuelos. En el caso del aeropuerto de Colonia/Bonn, tras la negativa de los bomberos a atender los despegues y aterrizajes, se han cancelado 103 de los 276 vuelos previstos, y en el de Munich se han suspendido todos, por la falta de controles de seguridad.

La huelga de trabajadores de tierra provoca la cancelación de cerca de 600 vuelos en AlemaniaOTROS AEROPUERTOS

Los aeródromos de Dortmund, Düsseldorf y Hannover, suman también cerca de un centenrar de cancelaciones después de que este martes el aeropuerto de Bremen tuviera que suspender sus operaciones durante unas cuantas horas.
En el aeropuerto de Berlín se han cancelado alrededor de unos cien vuelos, a pesar de que su personal de tierra no había sido convocado a ir a la huelga, mientras que en los de Leipzig/Halle y Dresde ha habido 40 anulaciones y en Hamburgo, 62.
Las aerolíneas alemanas Lufthansa y Air Berlin se han visto obligadas a cancelar centenares de vuelos y pasar a los pasajeros a otros o redirigirlos al tráfico ferroviario
http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/huelga-trabajadores-tierra-provoca-cancelacion-cerca-600-vuelos-alemania-5088716

7-M : DEROGACIÓN DE LA LEY MORDAZA


El liquidador ha llegado a tu empresa

La figura del ejecutivo encargado de poner en práctica despidos colectivos, a veces un directivo con ideas propias que ha hecho carrera en la misma empresa, a veces un recadero contratado ex profeso para hacer el trabajo sucio, es frecuente en la cultura corporativa actual.
Los primeros empleados de la planta de ZF TRW del polígono Landaben (Iruña, Navarra) en saber que a ellos les había tocado la lotería del despido se enteraron después de consultar su cuenta bancaria. De repente, un día de marzo, entre los recibos de facturas y los distintos cobros, aparecía un ingreso desconocido: el correspondiente a su indemnización por despido. Y con él, la prueba de que la amenaza inconcreta del paro les había tocado a ellos.
Desde enero ya sabían que en la fábrica habría recortes de personal; el nuevo gerente de esta planta de componentes de automoción, un ingeniero inglés llamado Paul Parnham, se lo había comunicado a representantes de la plantilla al final de una reunión sobre la renovación del convenio. Hasta entonces, la conversación no auguraba nada bueno pero no incluía despidos: más jornada, congelación salarial, flexibilidad horaria, menos beneficios por antigüedad, fin del servicio de autobús hasta el polígono.
“Al final, de repente, soltó que estaba preparando los trámites para un expediente de regulación de empleo (ERE). Un poco macabro”, cuenta Pedro Mari Larrea, del sindicato LAB. Los primeros 77, los que descubrieron que ese ingreso inesperado no era un recibo devuelto, sino la liquidación de su contrato, han dejado ya su puesto de trabajo en abril. De los restantes 46 ni siquiera se sabe todavía su identidad; los menos afortunados no lo sabrán de hecho hasta diciembre.
La anécdota es, en realidad, una más de las prácticas con las que este directivo llegado a Pamplona a finales de 2014 se ha ganado el apelativo de “liquidador” entre todos los trabajadores del grupo TRW, y también entre la prensa local. Pero la figura del ejecutivo encargado de poner en práctica las medidas dolorosas, a veces un directivo con ideas propias...
Ideas frescas. BBVA no se ha sumado todavía a la sangría de ERE de la banca. Pero un nuevo directivo apunta alto: Carlos Torres está al frente desde 2014 de una nueva área de negocio, la de banca digital. En una entrevista en Bloomberg, Torres ha asegurado este mes que al banco le sobran el 74% de sus oficinas (2.800 de un total de 3.800). Santander ya ha anunciado el despido de unas 1.500 personas y el cierre de hasta 450 sucursales. NovoBanco, Caja Duero y Kutxabank completan la lista de despidos.
... que ha hecho carrera en la misma empresa, a veces un recadero contratado ex profeso para hacer el trabajo sucio, es frecuente en la cultura corporativa actual. No sorprende que algunos de los ERE más conocidos de los últimos años (Iberia, Indra, Coca-Cola)...
Ponga un abogado. Sagardoy, el despacho que diseñó la reforma laboral de 2012, lleva actualmente media docena de ERE que afectan a 4.000 empleados, según declaró a El País su consejero delegado, Martín Godino. Entre ellos, el de Sacyr (420 empleados) y el de Indra, al que aún faltan por sumarse 700 empleados. La anulación del ERE de Coca Cola por parte del Supremo le supuso a este despacho perder el contrato de asesoramiento general a esta compañía, aunque aún mantiene la carpeta del ERE.
... lleguen después de reestructuraciones empresariales y cambios en las directivas.
El estudio de sus ejecutores revela una metodología común y auténticos linajes de liquidadores: Fernando Abril Martorell (14.000 despidos en su currículum en tres empresas distintas: Telefónica, Prisa e Indra), el tándem Antonio Vázquez (que ya actuó en Tabacalera) y Rafael Sánchez-Lozano (Caja Madrid) en la fusión de Iberia con British Airways; la famosa intervención del despacho fundado por Cristóbal Montoro...
Montoro. La memoria justificativa de los despidos en las embotelladoras de Coca-Cola llevaba la firma de Francisco Piedras Camacho, de la consultora Equipo Económico. Esta empresa fue fundada por el hoy ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. 
... en los despidos colectivos de Coca Cola; la dinámica propia de un sector bancario que despedirá a 15.000 empleados en los próximos tres años según la Fundación de Cajas de Ahorros, o los ejecutivos transnacionales que supervisan a control remoto el desarme inexorable del tejido industrial en territorio español (como en ZF TRW o en Tabacalera/Altadis). Los hombres del maletín llegan allí donde se les necesita y se traen a su equipo de confianza. 

Hay que venir al sur

La planta de ZF TRW en Landaben tiene una hermana gemela low cost en Polonia. Se trata de una práctica organizativa habitual en las cadenas industriales globales. Lo usual era que las empresas concentraran los procesos productivos con más inversión en tecnología –y en el personal capacitado para manejarla– allí donde cuentan con mercados más potentes, también cerca de sus sedes centrales. Pero desde hace tiempo se guardan un as en la manga.
“En Landaben éramos la fábrica puntera en cuanto a nuevas tecnologías. Todo nudo tecnológicamente avanzado lo lanzabámos nosotros”, cuenta Larrea. “Ahora la multinacional está doblando producciones. Landaben está con una de Polonia y la planta de Alemania con una de Chequia. Una de alto coste y otra de bajo coste. Con esto consiguen una pendiente de descenso continuo” en cuanto a condiciones laborales, explica el sindicalista. “Eso nos está matando poco a poco”, añade.
De hecho, el liquidador Parnham llegó anunciando que Landaben iba “a subir de nivel”. Parnham se plantaba en Pamplona con un maletín cargado de sueños y un currículum espeluznante: había cerrado las plantas de Livorno (Italia) y Dijon (Francia); la reestructuración de la planta alemana de Salke también llevaba su firma. El gerente, de hecho, “llegó por la puerta de atrás en diciembre de 2014”, cuenta Larrea, en teoría para encargarse de un área concreta de la fábrica que asumió la fabricación de las direcciones del Fiat Ducato, que habían dejado de hacerse por la huelga de la plantilla de Livorno. Al poco de llegar asumía la gestión completa de la planta. “Venía a despedir, eso lo tenía claro desde el principio”, concluye el sindicalista.
De baja y a la calle. ​El ERE de ZF TRW (123 empleados) incluye como criterio de selección a quien haya estado un 10% de su tiempo de trabajo de baja. “Cualquiera que haya pasado por una operación o un cáncer”, dicen desde LAB.
En la actual Altadis, ayer Tabacalera, las decisiones industriales también vienen desde otro lugar; primero, con la privatización de 1999, después, con la venta de la empresa a la británica Imperial Tobacco en 2008. Con el cierre ya seguro de la fábrica de Logroño anunciado en enero (471 personas empleadas), la antigua empresa pública se queda sin el único centro de fabricación que le quedaba en la Península. El impulsor de la venta en 2008 fue el entonces presidente de Altadis, Antonio Vázquez, que poco después promovería la fusión con British Airways en Iberia y hoy se sienta como vicepresidente en el consejo del consorcio resultante, IAG.
Luis Enrique Medina, delegado de CC OO en la próximamente extinta fábrica de Logroño, describe a Ian King, el responsable de fábricas de Imperial Tobacco, como “un liquidador nato”.
Orgullo. ​Tras anunciar el cierre de la planta de Altadis en Logroño, Ian King, de Imperial Tobacco, aseguró a representantes del Gobierno riojano que ya había impulsado el despido de 6.000 trabajadores de la multinacional y que él sólo podía mirar por los intereses de la empresa. 
El 19 de enero, King convoca a toda la plantilla en las instalaciones. El ejecutivo fue leyendo un comunicado en inglés mientras alguien iba traduciendo: la fábrica se iba a cerrar ese mismo año. “Nos pilló por sorpresa”, cuenta Medina. El delegado de la multinacional repitió la operación con los trabajadores del turno de tarde y de noche. “Terminó diciendo que fuésemos educados y continuáramos con nuestro trabajo”.  Como en el caso de la automotriz ZF TRW, el grueso de la producción irá a parar a Polonia y Alemania.

Matasanos financieros

Con la financiarización, quizá la mayor clave en el trabajo del liquidador sea despejar el camino para otras operaciones estrictamente financieras. En esta categoría entran de lleno...
Hombres de Blesa. Caja Madrid, entonces dueña de un 23% de Iberia, colocó a Antonio Vázquez y Rafael Sánchez-Lozano, respectivamente, como presidente y consejero delegado de la compañía. A Vázquez lo avalaba la venta de Altadis (la antigua Tabacalera) a la multinacional británica Imperial Tobacco. Sánchez-Lozano, como jefe de fusiones de la entidad, hizo de comisario político. El objetivo: preparar el terreno para la fusión con British Airways y los 3.000 despidos y prejubilaciones desde 2013. 
... los responsables de la fusión de Iberia y el rey del trabajo sucio, Fernando Abril Martorell, hoy en Indra. En Iberia, el plan de reestructuración presentado en 2012 tras la fusión con British Airways incluía el despido de 4.500 personas y un recorte de un 15% de la actividad. Rafael Sánchez-Lozano, hombre de Caja Madrid en la empresa, fue el encargado de dar la cara ante la prensa.
Un representante de Sepla, el sindicato de pilotos, definió en el diario El Economista a este consejero y al entonces presidente de Iberia, Antonio Vázquez, como “expertos en trocear empresas para dárselas a un extranjero. Lo hicieron con la venta de Cruzcampo a Heineken y la de Altadis a Imperial Tobacco”.  Tras anunciarse la limpia de Iberia, Bankia vendió en 2013 su 12% de IAG para hacer frente a las obligaciones del rescate bancario.
Las salidas han afectado ya a unas 2.700 personas: 1.700 del ERE de 2013 y en torno a 1.000 del pactado en 2014, con el que otras 400 personas irán abandonando la empresa hasta 2017. Y, entre medias, una bajada de salarios del 7% y traslados de puesto que, con la reforma laboral permiten una rebaja en otras condiciones laborales como la distribución de jornada, explican fuentes sindicales a Diagonal. La sangría no cesará con la vuelta a los beneficios económicos: el actual presidente, Luis Gallego, ya ha anunciado nuevos recortes de plantilla que se sumarán a los del actual ERE.
Según El Español, fueron los acree­dores de Prisa (Telefónica entre ellos) quienes colocaron a Abril Martorell dentro de la empresa para ejecutar los despidos y saldar la deuda de 5.000 millones de euros, tarea para la que se trajo a un compañero suyo en Crédit Suisse. Javier Lázaro Rodríguez ha sido consecutivamente director económico financiero de la aseguradora, de Prisa y hoy de Indra. Allí ha ejecutado de la mano de Abril Martorell...
Currículum. Abril Martorell, apodado ‘Terminator’ por la plantilla de Indra, remodeló toda el área corporativa de la empresa y fichó a otro experto en despidos para llevar el área de relaciones laborales. Antonio de la Fuente fue el encargado de despedir en 2008 al 30% de la plantilla de ONO (1.300 empleados), proceso tras el cual el compromiso era no más despidos hasta 2015. Promesa cumplida: tras la compra de esta teleco por parte de Vodafone, la empresa anunció el pasado año el despido de 1.297 empleados, 805 procedentes de ONO. 
... el ERE –considerado político por los sindicatos CGT y CTA–, que ya se ha llevado por delante 1.102 puestos de trabajo y culminará este mismo año con otros 700 despidos.   
https://www.diagonalperiodico.net/global/30023-liquidador-ha-llegado-tu-empresa.html

TTIP: las conquistas laborales en peligro

- video -Captura de pantalla de 2016-04-25 14:05:52
¿Supondrá el TTIP la creación de empleo? ¿Habrá reestructuración productiva con pérdidas en algunos sectores tras la firma de TTIP o CETA? ¿Supone un riesgo para los derechos laborales? ¿Afectará laboralmente de igual manera a hombres y mujeres? ¿Tienen los tratados comerciales incidencia sobre la conciliación en los hogares?
En esta sexta pieza documental sobre el TTIP, denominada “TTIP: las conquistas laborales en peligro” Carlos Crespo y Héctor Rojo analizan los efectos del TTIP en la creación de empleo, los derechos laborales y la conciliación en los hogares. El documental, de 15 minutos, presenta al TTIP y al CETA como los tratados que podrían destruir empleo, permitirían la pérdida de derechos laborales y dificultarían la conciliación.
Puedes descargar el vídeo, pinchando aquí.
http://www.noalttip.org/video-ttip-las-conquistas-laborales-en-peligro/

Qatar estrecha su control sobre IAG: aumenta su participación a casi el 12%

Qatar Airways se ha reforzado como primer accionista de IAG al aumentar su participación hasta casi llegar al 12 por ciento, según ha revelado su consejero delegado Akbar Al Baker, en una conferencia en la Arabian Travel Market (ATM) que se celebra en Duabai.

“IAG es la aerolínea de más éxito hoy en día. Su rendimiento es absolutamente espectacular”, ha dicho el CEO de Qatar quien ha destacado las ganancias records anunciadas por la matriz de Iberia y los buenos resultados del primer trimestre.

Según publica Expansión, Qatar en superó el umbral del 10% el mes pasado, tal y como figura en los registros de la CNMV. En concreto, adquirió 325.000 acciones el 3 de marzo, lo que supondría un desembolso de 2,24 millones de euros. Desde entonces, la participación de Qatar Airways asciende al 10,004%.

Qatar Airways entró en IAG en enero de 2015 al comprar un 9,99% en una operación valorada en 1.520 millones de euros a precios de mercado, relevaba así a Bankia como accionista de referencia.
http://www.preferente.com/noticias-de-transportes/noticias-de-aerolineas/qatar-estrecha-el-control-sobre-iag-aumenta-su-participacion-a-casi-el-12-259756.html

26 abr. 2016

GALERIA DE BUITRES CCCII

22 cargos orgánicos de UGT y CCOO cobraron de Tragsa durante años simulando una relación laboral inexistente

  • Fueron despedidos por la empresa pública en 2012 y 2014; 12 de ellos, de UGT, la demandaron ante el juez por vulneración de la libertad sindical
  • El Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró que no existió relación laboral y que ésta, “ciertamente peculiar”, carece de cobertura legal desde 2012
  • Un pacto con UGT y CSI-F permitió desde 1988 que administraciones y empresas públicas pagaran a dirigentes sindicales que no trabajaban para ellas

  • Tragsa pagó las nóminas durante dos décadas al menos a 22 cargos orgánicos de UGT y CCOO que nunca trabajaron para la empresa pública. Todos ellos firmaron contratos con Tragsa, el de mayor antigüedad en 1987. Se les fueron renovando cada seis meses, puesto que se trataba de contratos de obra y servicio. Alguno de ellos llegó a suscribir hasta 25 contratos de este tipo a lo largo de los años. Dos terminaron siendo indefinidos, en 2006 y 2009. Pero no era más que una “contratación meramente formal”, fruto de un “pacto verbal” entre la empresa y los sindicatos, por la que recibían un salario, idéntico en todos los casos, que sin embargo no retribuía actividad alguna.
    Tragsa no hizo sino lo mismo que otras empresas y administraciones públicas, que aplicaron un pacto firmado el 13 de mayo de 1988 con los sindicatos UGT y CSI-F sobre “participación sindical en resoluciones de concursos y permisos para la realización de funciones sindicales”. Con ese acuerdo se pretendía “reforzar las estructuras de los sindicatos” en una época en que ésos se estaban “consolidando”. Así, las empresas contrataban a cargos sindicales, pero no para trabajar en ellas, sino que pasaban a engrosar las estructuras de las organizaciones de trabajadores.
    Sin embargo, en el Real Decreto-ley 20/2012, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria, el Gobierno eliminó esta práctica, al declarar inválidos todos los acuerdos y convenios colectivos en materia de liberados sindicalesque excedieran lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores, La Ley Orgánica de Libertad Sindical y el Estatuto Básico del Empleado Público. Así que Tragsa despidió a 10 de los 22 liberados entre octubre y noviembre de 2012. Seis eran de UGT y cuatro de CCOO. Quedaban otros 12 del primer sindicato, al que Tragsa comunicó sus despidos en abril de 2013. El sindicato intentó negociar con la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI), el accionista mayoritario de Tragsa, la continuidad de sus liberados. Sin éxito. Fueron definitivamente despedidos en abril de 2014, como parte del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la empresa pública había presentado en octubre del año anterior y que estaba previsto que afectara a 1.336 trabajadores.
    El caso es que 11 de los 12 liberados recurrieron ante el juez de lo Social sus despidos. Eran el secretario de Política Sindical de MCA-UGT (la federación de construcción, a la que pertenece Tragsa) de Cantabria; los secretarios generales de MCA-UGT de Extremadura, Alicante, La Rioja, Sevilla, Segovia, Ourense y Huelva; el responsable de Política Sectorial de MCA-UGT en Aragón; el secretario de Negociación Colectiva de Andalucía y el de Organización de MCA-UGT enGalicia. En todos sus contratos figuraba Madrid como lugar de trabajo, pese a que ninguno de ellos residía en la capital. Tenían categoría de jefe administrativo o de responsable técnico administrativo y percibían el mismo sueldo estándar de 2.272 euros al mes, pagas extraordinarias incluidas. Todos ellos menos uno, que se ha jubilado, se mantienen en sus respectivos cargos en el sindicato.
    Una “relación peculiar” sin cobertura legal desde 2012
    El Juzgado de lo Social número 23 de Madrid declaró nulos los despidos de los dos liberados con contrato indefinido, eimprocedentes los del resto. Tanto Tragsa como UGT recurrieron entonces ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Según su sentencia, dictada el pasado mes de noviembre, no existió una “relación laboral” entre los liberados y la empresa. “Se trata ciertamente de una relación peculiar que en la actualidad carece de soporte legal a partir de la entrada en vigor del decreto de julio de 2012”, reconoce el tribunal.
    La sentencia asegura también que “no se ha probado” la existencia del pacto verbal entre Tragsa y los sindicatosque dio lugar a esta relación laboral simulada. Pero sí constata que la empresa pública “asumió su posición de empleadora de los trabajadores contratados, dándoles de alta en la Seguridad Social y abonando su salario”. Y lo hizo durante años, “realizando continuos actos de afirmación del pacto al no exigir contraprestación alguna”. Era el sindicato el que “seleccionaba a la persona que iba a ser contratada” por Tragsa y “recibía la prestación de sus servicios”. El tribunal declara probado que “ninguno de los despedidos ha prestado servicios en ningún momento para la empresa demandada, ni han sido seleccionados por ésta, ni han sido representantes de los trabajadores ni han sido elegidos por éstos para ningún cargo sindical”.
    Por tanto, el TSJM concluye que, al no tratarse de una relación laboral, su Sala de lo Social no es competente para dirimir sobre los 12 despidos, y remite a las partes a la jurisdicción de lo civil. Así que tanto Tragsa como UGT han recurrido la sentencia ante el Tribunal Supremo, que aún no se ha pronunciado.
    UGT alega vulneración de la libertad sindical
    Por su parte, el sindicato alegó ante el TSJM que sus 12 dirigentes habían sido despedidos por un “motivo oculto: el hecho de ser todos liberados sindicales de UGT”. Y justificó estos contratos en el “pacto verbal” de la empresa y los sindicatos “hace casi 30 años”. Para el sindicato, además, el decreto de 2012 que los invalidaba no puede traducirse en los 12 despidos sino, “en todo caso, en la pérdida de la condición de liberados” de estos dirigentes. UGT reclamaba también una indemnización por daños y perjuicios al haber sido vulnerados los derechos fundamentales de sus dirigentes.
    José María Piñeiro, colaborador de la Ejecutiva de MCA-UGT, insiste en que los despedidos son representantes de los trabajadores y han participado en múltiples negociaciones con Tragsa. “Todo es perfectamente legal, como en el resto de las empresas públicas y privadas: se acumulan horas sindicales para liberar a algunos trabajadores”, explica. Piñeiro apunta que los despidos fueron una represalia de Tragsa por la negativa de UGT a firmar el acuerdo del ERE, que fue rechazado por la plantilla en una asamblea. Y dice que ha sido Tragsa la única compañía pública que ha despedido a sus liberados tras el decreto de 2012.
    Un portavoz de la federación de la Construcción de CCOO traslada a la anterior ejecutiva la responsabilidad sobre la existencia de estos liberados sindicales “peculiares”. “Somos una nueva generación y ésas son prácticas del pasado”, explica a InfoLibre. CCOO no recurrió los despidos de sus cuatro liberados en Tragsa. “Estamos a favor de que haya liberados sólo según las reglas establecidas en los convenios colectivos: que las horas sindicales de los trabajadores elegidos para los comités de empresa se acumulen en uno o varios de ellos para hacer su trabajo sindical”, precisan.

    http://www.infolibre.es/noticias/economia/2016/04/21/22_cargos_organicos_ugt_ccoo_cobraron_tragsa_durante_anos_simulando_una_relacion_laboral_inexistente_48396_1011.html

    25 abr. 2016

    GALERIA DE BUITRES CCCI

    Los 30 ejecutivos mejor pagados de la Bolsa española se repartieron 252 millones en 2015
    Lluvia de millones para los 30 ejecutivos mejor pagados de la bolsa española. Esas 30 personas se repartieron el año pasado 252,3 millones de euros, según un cálculo basado en la información remitida por las compañías a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
    El cómputo incluye todos los conceptos (sueldos, dietas, retribución en acciones, bonus, indemnizaciones y pensiones para los que fueron despedidos) y se basa en las retribuciones individuales de los consejeros de las empresas cotizadas en España, única información que el regulador bursátil obliga a desglosar.
    Según este cálculo, que no tiene en cuenta a los altos directivos (las empresas sólo informan de manera agregada de sus sueldos), sólo tres de esas 30 personas ganaron menos de 3 millones de sueldo al año.
    En el cómputo solo hay una mujer, la presidenta del Santander, Ana Botín, número 13 en el ránking con 7,498 millones de sueldo en 2015. Y el recuento está poblado, como es lógico, por los principales ejecutivos de empresas del Ibex 35. Cuatro de ellas tienen a varios nombres entre los 30 que más ganan: Santander, Telefónica y BBVA tienen a tres personas cada una y ACS, a dos.
    En el ránking también aparecen los máximos responsables de compañías que no cotizan en el Ibex, que agrupa a la élite empresarial española. Se trata del grupo de ingeniería y energías renovables Abengoa, el fabricante de trenes Talgo y la certificadora Applus.
    El caso de Abengoa, que entró en preconcurso de acreedores el 26 de noviembre, es especialmente llamativo. Pese a su crítica situación, su consejo de administración fue el mejor pagado de la bolsa española en 2015 (32,192 millones de euros), como consecuencia de las millonarias indemnizaciones (cobraron 24 millones entre los dos) que se repartieron su expresidente y ex consejero delegado, Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega, que actualmente investiga la Audiencia Nacional.
    Los cuatro primeros puestos del ránking de los mejor pagados están ocupados por ejecutivos que cesaron en sus funciones y que multiplicaron sus emolumentos tras activarse los paracaídas dorados que tenían pactado por contrato. Estos son los diez mejor retribuidos:
    Angel Cano
    1. Ángel Cano (BBVA): 46,502 millones. El exconsejero delegado de la entidad que preside Francisco González, despedido el 4 de mayo de 2015, se fue del segundo banco español tras garantizarse una pensión de 45,209 millones de euros. Cano, que fue nombrado consejero delegado del BBVA en septiembre de 2009, pactó el año pasado cobrar esa pensión de forma vitalicia a razón de unos 1,8 millones brutos al año.
    2. Javier Monzón (Indra): 15,9 millones. Presidente de Indra hasta el 29 de enero de 2015, fue destituido tras aflorar pérdidas millonarias en la empresa tecnológica, abocada a un ERE para 1.750 empleados presentado en agosto. Monzón se fue a casa con una pensión de 12,1 millones y vio como en noviembre Indra (cuyo mayor accionista es el Estado español) le retiraba la presidencia de honor tras descubrir que durante su mandato había comprado un avión privado a espaldas del consejo de administración. En enero pasado, la constructora de Juan Miguel Villar Mir, OHL, repescaba a Monzón, íntimo del rey Juan Carlos, como consejero de su filial Ferroglobe. 
    3. Felipe Benjumea (Abengoa): 15,67 millones. El presidente ejecutivo de Abengoa hasta el pasado 23 de septiembre se anotó 4,484 millones en indemnizaciones, 7 millones en “otros conceptos”, 3,304 millones en “retribución variable a corto plazo”, 814.000 euros por salario y otros 68.000 euros en dietas. Los siete millones los recibió “al amparo de la bonificación por permanencia que tenía reconocida en el contrato mercantil suscrito con la Sociedad”, según Abengoa. Tras su dimisión, la compañía andaluza recontrató a Benjumea como asesor a cambio de más de un millón de euros al año. El contrato fue rescindido en marzo pasado por exigencia de los acreedores. Abengoa registró el año pasado pérdidas récord de 1.213 millones de euros tras realizar saneamientos por importe de casi 900 millones.
    Juan Béjar
    4. Juan Béjar (FCC): 14,96 millones. Béjar fue vicepresidente segundo y consejero delegado de la constructora desde enero de 2013 hasta agosto pasado, cuando fue despedido tras el desembarco en el capital de la compañía del multimillonario mexicano Carlos Slim, que se ha convertido en primer accionista de la empresa antes controlada por la familia Koplowitz. Béjar recibió un sueldo de 2 millones de euros, 4,2 millones en retribución variable a corto plazo y 34.000 euros en dietas, más casi 8,4 millones de indemnización. En 2015, FCC perdió 46,3 millones de euros, un 93% menos que un año antes.
    5. Pablo Isla (Inditex): 12,17 millones. El presidente ejecutivo del mayor grupo textil del mundo incrementó su retribución un 53,4% el año pasado tras un nuevo récord de beneficios (2.875 millones, un 15% más) y ventas para la compañía que controla Amancio Ortega. Isla recibió 3,25 millones de euros en sueldos, 100.000 euros de remuneración fija, 3,3 millones de euros en variable a corto plazo y 5,52 millones de retribución variable a largo plazo.
    6. Carlos de Palacio Oriol (Talgo): 11,244 millones. El presidente ejecutivo del grupo ferroviario recibió la mayor parte esa retribución en forma de acciones: un paquete de 1.165.942 títulos de Talgo valorados entonces en 10,785 millones de euros. 
    7. José María Oriol Fabra (Talgo): 11,178 millones. El consejero delegado de Talgo recibió un paquete de acciones equivalente al entregado al presidente coincidiendo con la salida a Bolsa del grupo, que ha resultado ser un fiasco para los inversores. Fuentes de Talgo desvinculan esos incentivos a la colocación bursátil. Dicen que se trata de "un bonus de trabajo por años anteriores" que ambos ejecutivos decidieron cobrar en acciones pese a que este tipo de operaciones suelen ser liquidables en efectivo.
    8. Willie Walsh (IAG): 9,706 millones. La retribución del consejero delegado del grupo de aerolíneas, responsable de la reestructuración de British Airways e Iberia, se han cuadruplicado desde la creación de la compañía en 2011, cuando el irlandés cobró unos 2,1 millones de euros. El año pasado, IAG ganó 1.516 millones de euros, un 51% más.
    9. Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola): 9,509 millones. El presidente ejecutivo de Iberdrola, que el año pasado cobró un 4% más, cumplirá el próximo martes quince años como máximo responsable de la primera eléctrica española. En estos tres lustros, acumula una retribución superior a los 100 millones de euros, entre sueldo y acciones.
    10. Íñigo Meirás (Ferrovial): 8,87 millones. El consejero delegado de la constructora recibió una retribución de 8,87 millones de euros en 2015, un 70% más, tras la ejecución de unas opciones sobre acciones del año 2008. El año pasado, la compañía de la familia Del Pino ganó 720 millones, un 80% más.
    http://www.eldiario.es/economia/ejecutivos-Bolsa-espanola-repartieron-millones_0_508149938.html

    El gasto militar no entiende de austeridad

    El mayor fracaso de la industria militar española. Es como comienza a conocerse el 'sobrepeso' de los nuevos cuatro submarinos S-80, rebautizados como S-81 plus, de los que se desconoce cuál será su coste final. Sin embargo, sí se sabe que la cifra alcanzará, al menos, los 130 millones de euros. Es el precio que supone revisar y mantener los submarinos hoy en servicio para prolongar su vida mientras llegan los nuevos que los sustituyan.
    El sobrecoste de la construcción de estos sumergibles fabricados con unas toneladas de más –entre 75 y 100 en la fecha inicial de entrega, 2012, ahora 2020 para el primero de ellos– y el dinero que siempre aparece para pagar este tipo de 'inconvenientes' –que en el caso de la serie S-80 aún está por determinar– son sólo un ejemplo más de las habituales peculiaridades del gasto militar español.
    A principios de mes el Instituto de Investigación para la paz Internacional de Estocolmo (SIPRI) hacía público su informe relativo al gasto militar mundial. En el caso de España, la investigación señala un cambio sustancial en el pasado año respecto a 2014, donde se visualiza un aumento de 3.256 millones de euros –de 9.596 millones a 12.852–, es decir un 33% más.
    Según el SIPRI, el gasto alcanza un 1,3% del PIB y no un 0,6% como se defiende desde el Gobierno. Esto sucede debido a que el gasto militar se encuentra repartido por otros ministerios y no sólo en el de Defensa. Es el caso de las clases pasivas militares (Seguridad Social), la mutua militar ISFAS, gastos en organismos como la OTAN, (dependientes del Ministerio de Exteriores) o las ayudas en I+D a proyectos militares, que corresponden al de Industria.
    A esto también debemos sumarle la habitual diferencia entre el presupuesto militar programado en un inicio para el Ministerio de Defensa y el liquidado al acabar el año. Este último ha superado en los últimos años los 2.000 millones de euros.
    Desde el Centre Delàs d'Estudis per la Pau, especializado en gasto militar, destacan respecto a esto último que se trata de "una argucia del Ministerio de Defensa y consentida por el Ministerio de Hacienda para amañar el gasto militar real y que la opinión pública ignorara que Defensa era un ministerio privilegiado frente al resto de ministerios, que habían sufrido graves recortes desde la llegada de la crisis económica".

    A nivel mundial

    En el informe SIPRI 2015 se observa el aumento del presupuesto militar a nivel mundial en un 1% respecto del año 2014. Ya alcanza la cifra de 1,7 billones de dólares (1,5 billones de euros).
    Este aumento rompe la tendencia de cuatro años de descenso y está marcado por el incremento del gasto en países de Oriente Próximo, Asia y Europa Central. Respecto a esta última zona del mundo, la cifra alcanza una subida del 13%, sobre todo en los países del este fronterizos con Rusia y Ucrania, debido a la proximidad del conflicto ucraniano.
    Estados Unidos es la potencia que lidera el podio del gasto militar con 596.000 millones de dólares –un 3,3% de su Producto Interior Bruto– aunque ha mantenido un descenso continuo desde el año 2009, su gasto militar disminuye en un 2,4%, según el informe SIPRI.
    El documento muestra además un aumento del gasto en China, segundo país que más destina a armamento: un 7,4%, hasta alcanzar los 215.000 millones de dólares. Por debajo, pero cerca, se encuentra Arabia Saudí con un 5,7%, que pasa del cuarto al tercer puesto tras duplicar su gasto desde el año 2006 hasta el 2015. Rusia, cuarto país en gasto militar, contabiliza para el año 2015 un aumento del 7,5%, hasta los 66.400 millones de dólares.
    En Europa occidental, a pesar del recorte presupuestario llevado a término por la austeridad, en el año 2015 hubo más países que gastaron más que en el año en su presupuesto militar –como Reino Unido, Francia y Alemania– que otros que han mantenido su disminución.
    En América latina el presupuesto también cae y alcanza un descenso del 2,3%. Esta reducción responde al recorte en un 64% del presupuesto militar implantado por Venezuela, estimulado en parte por la caída de los precios del petróleo. También se reduce en Ecuador la partida, que se recortó en un 11% rompiendo la tendencia de los últimos años.
    https://www.diagonalperiodico.net/global/30115-gasto-militar-no-entiende-austeridad.html

    23 abr. 2016

    1º de Mayo : 12 h. Legazpi-Atocha


    PMI : La situación de los trabajadores y trabajadoras del aeropuerto

    Que la situación de los trabajadores de las empresas de handling en el aeropuerto de Palma es insostenible es una cuestión que está fuera de toda duda. Incluso la situación de aquellos que mantienen su condición de personal fijo todo el año están siendo amenazados y alterados en sus derechos por las nuevas políticas económicas.
    aeropuertopalmaEl trabajo a que todos deben aspirar de una jornada de ocho horas cinco días a la semana durante todo el año con un mes de vacaciones, es no ya una utopía si no un auténtico espejismo.
    Aceptemos que la situación del turismo en Mallorca y el resto de las Islas es estacionaria, cada vez más, sin ser necesario tanto, y que ello fuerza a la aparición del tipo de trabajador fijo discontinuo, pero no a que esta discontinuidad se produzca también a lo largo del día en plena temporada.
    La situación de los trabajadores del aeropuerto es de contratación de dos o tres horas, interrupción de este por la no llegada de aviones, continuación durante un par de horas más y nueva interrupción, etc…Y aquí aparece la solicitud de las empresas de un tercer turno; pero tampoco insisten mucho ya que este se cubre con otro operario. Esto convierte al trabajo a contratos por horas que realmente es contrato por tareas de aviones, y cuando este en concreto acaba, acaba también la contratación.
    Los motivos que han llevado a esta situación son dos:
    Por un lado el fraccionamiento del servicio de handling en varias empresas pasando de una pública, Iberia; a muchas privadas, tres de ellas generales y tres más de autohandling. Todo esto en un bien público como es el aeropuerto de Palma o el de Maó o el de Ibiza. Esto lógicamente lleva a que no todas puedan cubrir una jornada completa, pero es un riesgo que asumen al solicitar el servicio de handling. Lo malo es que solicitan estos servicios contando con que ganaran dinero a costa de los trabajadores y sus derechos.
    Por otro lado está la macroorganización del turismo en Baleares que quiere abaratar a toda costa los gastos aeroportuarios para dejar más margen de beneficio al sector hotelero. Para esto cuenta con la inestimable colaboración de Aena, la que hasta poco fue empresa pública, que no cesa de solicitar descuentos a las compañías aeroportuarias y en rebajar gastos a estas. Aena se ha convertido en una gran fábrica de parados al limitar los gastos en el aeropuerto, dándose el caso de empresas que dependen totalmente de ella como las cintas de maletas o pasarelas de embarques, a las que reduce constantemente la asignación y se les obliga a estas a reducir personal y salarios.
    Siempre se escucha que el turismo es la principal riqueza de nuestra comunidad y que de él comemos todos, pero esto no es del todo cierto y tampoco justo. El visitante paga una cantidad cerrada por su estancia aquí y de esta cantidad se pagan los gastos, y allí aparece Aena representando a otros ámbitos rebajando los gastos aeroportuarios mientras los hoteleros suben los precios de sus ya lucrativos hoteles.
    Hubo un tiempo que en nuestros aeropuertos se trabajaba en tres turnos básicos: de 07 a 15, de 15 a 23 y de 23 a 7, no todos con igual asignación de trabajadores. Con este sistema de trabajo nuestra comunidad creció y se hizo la potencia turística que es, dando un servicio de calidad a todos los visitantes así como a los isleños que viajaban por necesidades. Llegaron las reformas laborales y las políticas neoliberales con sus destrucciones de derechos, creación de parados y multiplicación de beneficios amenazando a todos los sectores pero cebándose en el aeropuerto. Y en esto llego la desmembración del sector y la acumulación de vuelos en las mismas horas llevando a los trabajadores a situaciones de pobreza.
    La situación del aeropuerto es tal que una solución para muchos trabajadores y sus familias es trabajar simultáneamente en dos o tres empresas, haciendo unas cuantas horas en cada una. Con lo que se superan los tiempos de permanencia y de jornada limitados por ley al hacer la jornada en varias empresas. Esto puede suponer que se hagan jornadas de 14 y 16 horas de trabajo. Eso sí: no todos los días.
    La contratación de eventuales es mucho más cruel. Cada empresa contrata para la temporada a los eventuales que necesita, pero para la siguiente temporada no contrata a estos mismos, si no a otros. Con lo cual cada empresa tiene dos listas de eventuales que va alternando de año en año, para asegurarse de que no consiguen consolidar sus derechos. Los trabajadores en esta situación van alternando las temporadas de compañía en compañía, cada temporada en dos o tres distintas de la del año anterior, todo esto soportado por el Convenio Colectivo del sector firmado por los sindicatos tradicionales.
    Para llegar a esta situación se ha contado también con la inestimable colaboración de los sindicatos tradicionales que permitieron estos cambios. A raíz de ello han surgido nuevos sindicatos de funcionamiento democrático y asambleario que se han encontrado con una situación muy difícil pero no imposible. Si cuando se empezó a reducir la jornada para sacar las horas no productivas los sindicatos hubiesen obligado a repartir mejor el trabajo en lugar de reducir y fraccionar la jornada otro gallo nos cantaría. En todos los trabajos hay horas no productivas, pero no por ello se descuentan de la jornada. Ahí tenemos los ejemplos de los transportes por carretera o de los bares y comercios.
    La cuestión de Aena merecería un tratamiento aparte y especial, su obsesión por reducir puestos de trabajo le llega a crear infraestructuras, con dinero público, para que algunas compañías puedan embarcar y desembarcar por la pista, con el consiguiente peligro a los pasajeros. Para que no tengan que utilizar, y pagar, el servicio de jardineras o pasarelas. Ya lo hemos dicho: Aena es una fábrica de parados.
    Palma 22 abril 2016.
    Francisco J. Jiménez Vidal
    Secretario de Organización de CGT Illes Balears
    Trabajador de handling
    http://rojoynegro.info/articulo/acci%C3%B3n-sindical/la-situaci%C3%B3n-los-trabajadores-trabajadoras-del-aeropuerto

    20 abr. 2016

    Sindicalismo de amiguetes

    Con 15-M o sin él, lo cierto es que el movimiento de protesta social que prendió espontáneamente en muchas calles y plazas del país contra el austericidio ha tenido cumplido reflejo en el panorama político. La ristra de elecciones habidas a lo largo de 2014 y 2015 (europeas, locales, autonómicas y nacionales) ha dado como resultado que el bastión partidocrático se fracture y se descredite. El vendaval de los indignados, las plataformas y las mareas han puesto fecha de caducidad al bipartidismo, la fórmula oprobiosa con que el sistema de explotación y dominación se había hecho hegemónico. Una veces usando su cara A conservadora y otras utilizando la cara B socialliberal.
    Y ese es un éxito evidente. Valió la pena. Al margen de lo que hagan o vayan a hacer las formaciones emergentes, a un lado y al otro del espectro político, hoy por hoy tienen justificada su apuesta ante sus públicos respectivos. Han sabido galvanizar la resistencia ciudadana en favor de sus alternativas. Pueden incluso hablar de tú a tú a las fuerzas políticas que han ostentado el poder en exclusividad en estos 38 años de democracia coronada. Y ahora, de su pericia y de su coherencia dependerá que esa impronta se consolide para configurar algo realmente diferente, distinto y distante.
    ¿Ha ocurrido lo mismo en el plano sindical? A expensas de que observadores más sabios digan la última palabra, no parece que el terremoto que se ha vivido en el plano político se haya trasladado al mundo sindical. En ese ámbito no se perciben tanto las consecuencias del malestar ciudadano derivado de las políticas antisociales aplicadas desde los gobiernos del duopolio dinástico vigente. Es cierto que existe una creciente desafección entre los trabajadores respecto a las centrales autodenominadas más representativas, pero nada que implique un impacto semejante al producido en el terreno de los partidos. Tanto la Unión General de Trabajadores (UGT) como Comisiones Obreras (CCOO), a veces a trancas y barrancas, siguen ostentando los primeros puestos del podio y los posibles “emergentes” en el plano sindical siguen yendo a la zaga.
    Con lo que la cuestión se hace realmente obtusa. ¿Cómo es posible que siendo el origen de las movilizaciones esencialmente de orden social, contra los recortes y ajustes decretados por la Troika, esa dinámica no se haya trasladado contundentemente al ámbito laboral? ¿Por qué sigue sin rival real el bipartidismo sindical que, por acción u omisión, tanto ha tenido que ver con la consolidación de las medidas austericidas? Y aquí, como en casi todas las cosas de la vida, hay opiniones para todos los gustos y colores. Pero al menos habría que señalar en una posible doble dirección como explicación de ese insano inmovilismo. O ellos no lo han hecho tan mal, en la percepción y/o en la realidad contante y sonante, o los alternativos no lo han hecho tan bien, en la percepción y/o en la ejecución. O ambas cosas a la vez.
    Obviamente ni CCOO ni UGT se han ido de rositas. Tanto los resultados de las elecciones sindicales como las abultadas bajas de afiliación indican que la crisis también les ha pasado factura. Pero nada que ver con lo que le ha ocurrido al tándem PSOE y PP, que ha cosechado un severo rechazo de los electores por sus funestas políticas antipersonas. De hecho, por el contrario, existe una especie de eximente a la hora de juzgar la responsabilidad de los sindicatos mayoritarios en cuanto a su cuota de complicidad en los desastrosos efectos de la crisis. Como si en el imaginario social todo se cargara en el pasivo de los gobiernos, dejando a dichas centrales en un limbo de pureza que se compadece mal con la triste realidad de los hechos.
    Conviene recordar que en España no existe un sindicalismo independiente en la primera división, y que con sus más y sus menos tanto CCOO como UGT funcionan como peones de brega en el entorno laboral del PSOE, convertido este partido en reclamo fáctico de la izquierda nominal. Igual que a las reuniones de la FAES asisten como invitados de postín los máximos representantes del PP, en los congresos de CCOO y de UGT comparecen en primera fila los dirigentes del PSOE y, en menor medida, de IU sin que, a consecuencia de sus lesivas actuaciones contra los trabajadores, se las haya declarado personas no gratas. Es más, persiste una vieja y antigua tradición de cruce de cargos entre ambos sindicatos y el partido que más tiempo ha ocupado el poder en España. Ya sea incorporándose a sus gobiernos o como diputados en su bancada, amancebamiento que debería llevar a una responsabilidad compartida. Ahí está el caso del ugetista José Luis Corcuera y de Matilde Fernández en el gabinete socialista, o el de los líderes de Comisiones Obreras, Julián Ariza y Antonio Gutiérrez, veteranos en las listas al Congreso de Ferraz. Por no hablar de José María Fidalgo, el ex secretario general de CCOO que fichó por la Marca España con total impunidad.
    En la práctica existe una doble militancia tóxica partido-sindicato y por tanto una responsabilidad bípeda que llega hasta límites obscenos. El ejemplo de Joaquín Almunia es más que elocuente. Fue sucesivamente responsable de economía en UGT; ministro de Trabajo con el felipismo; secretario general del PSOE; y hasta jefe de los “hombres de negro” de la Troika, en tanto comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios y vicepresidente y comisario de Competencia sucesivamente. Sin olvidar al muy endogámico Valeriano Gómez, que pasó de pertenecer a la Ejecutiva ugetista, y en cuanto tal encabezó la manifestación de la huelga general de 2010 contra la reforma laboral de Rodríguez Zapatero, a ocupar la cartera de Trabajo en ese mismo gobierno. Periplo que no fue obstáculo para que, ya en la oposición, se convirtiera en portavoz socialista de Economía con Pedro Sánchez como si nunca hubiera roto un plato. Por tanto, y en buena lógica, el desgaste del bipartidismo debería conllevar un notable descrédito del bisindicalismo clónico.
    Esa situación de “puertas giratorias” entre partidos-sindicatos es una de las razones que permite hacer una lectura maniquea y torticera de la “cuestión social”, blanqueando las responsabilidades del austericidio en un bando y cargándolas en el contrario. Con lo que, de resultas, al final no se sacan las debidas experiencias del proceso y nos hacemos reos de volver a repetir los mismos errores. Un condicionamiento que se refleja milimétricamente en la obsesión de la sedicente izquierda por cargar toda la artillería de los ajustes y recortes en el pasivo de la derechona del PP. Lo que hace que a la hora de plasmar programas para “gobiernos de cambio”, investiduras de corte “reformista y progresista” o simples pactos “de la mayoría de izquierda”, todo el mundo olvide la ofensiva antisocial del ejecutivo socialista durante la crisis. La contrarreforma laboral, la de las pensiones, y otras acciones de semejante calado reaccionario se han esfumado de su agenda, y por tanto tienen asegurada su letal permanencia en el marco legal por el abstencionismo de esa supuesta izquierda político-social.
    Como si el hecho de que algunas de ellas fueran pactadas “con los agentes sociales” las hicieran menos rechazables. Por ejemplo, la reforma laboral del 2006, fruto de un acuerdo entre el gobierno socialista, CEOE, CEPYME, CCOO y UGT, que llevaba el bonito rótulo de “mejorar la calidad del empleo”, y sirvió en última instancia para alimentar las arcas de las organizaciones firmantes. ¿Cómo? Introduciendo una cláusula en su Disposición Adicional Quinta, Real Decreto 5/2006, que eximia a los contratos de formación de la obligación de cumplir la Ley General de Subvenciones. Evidentemente la temporalidad del empleo siguió a su bola creciente, mientras que, como ya sabemos por los múltiples atestados judiciales abiertos, la corrupción en el sindicalismo partidista se hizo crónica. Pero casi nadie se atreve a decir en estos momentos de recambio de élites que esa colusión de intereses permite utilizar la representación sindical como botín para las burocracias de los “agentes sociales”. Como hicieron con las Cajas de Ahorro, a las que primero abordaron, luego saquearon y finalmente liquidaron.
    Con esas anteojeras asistimos atónitos a espectáculos como el visto y oído en el último congreso de la UGT. Una asamblea obrera que, con la que está cayendo, se permite escenificar un acto de adhesión inquebrantable al jefe propio de las Cortes franquistas. ¡Qué se puede esperar de un “sindicalismo de clase” en el que los delegados aprueban la gestión de la ejecutiva saliente por un 97,5% de los votos; su nuevo secretario general, José María Álvarez, con 26 años al frente de la federación catalana de procedencia, reemplaza al saliente, Cándido Méndez, tras 22 años en el cargo; y se defiende el continuismo denunciando que la UGT ha sido víctima de una criminalización! Ese es el tipo de código ético que exhibe en la práctica la renovada UGT. Un modelo que supedita la trasparencia y la democracia interna al culto al jefe, la concepción del sindicalista como funcionario perpetuo de la organización y el uso del victimismo para espantar sospechas de fraude masivo con dinero público.
    En tal marco de “obediencia debida” se han perpetrado las estafas de los ERE y los Cursos de Formación, sumarios que ya se han llevado por delante a dos presidentes de la Junta de Andalucía y a otros tantos secretarios generales del sindicato hermano en aquella autonomía. Caldo de cultivo donde incluso prosperan aguerridos sindicalistas full, como el líder histórico del socialismo asturiano, Fernández Villa, trincón de los fondos mineros con un pasado de sospecha como confidente de la policía franquista concienzudamente silenciado (http://www.asturias24.es/secciones/politica/noticias/villa-paso-informac...). Es el “sé fuerte, Luis”, de Mariano Rajoy a Bárcenas, pero elevado a la séptima potencia y sin detractores que le metan en vereda. Pero, eso sí, puño en alto y a los acordes de la Internacional.
    Aunque en el régimen no las tendrán todas consigo cuando el hombre fuerte del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, tiene que producir un artículo (Riesgos del populismo sindical. El País. 13/03/2016) para animar a CCOO y UGT a firmar un nuevo “contrato social” que contemple la nueva realidad de la Europa desarrollada, seguramente con la mente puesta en aquellos Pactos de La Moncloa tan queridos del statu quo. Afirma el directivo mejor pagado del IBEX 35 y gran mayordomo de multinacionales, grandes financieras y fondos buitre que "la prolongación de la edad de jubilación, una flexibilidad de las leyes laborales que no amenace la seguridad en el empleo, y el establecimiento de una sistema dual de pensiones públicas y privadas responden no tanto a la lucha a corto plazo contra el déficit público como a la búsqueda de un nuevo paradigma que haga sostenible el moldeo tradicional al tiempo que impulse políticas de crecimiento”.
    O sea, trabajo precario mientras exista beneficio empresarial y despido barato cuando mengue. Que es lo que vienen haciendo el predicador y sus interpelados al aplicar la perniciosa reforma laboral del PP que critican de boquilla para echar a la calle sin contemplaciones a los trabajadores excedentes en El País, UGT y CCOO. Empresas-tinglado las tres altamente ineficientes por el abuso de posición dominante de sus corruptas cúpulas y la tupida red clientelar con que protegen sus desafueros y miserias personales.
    No hay capitalismo de amiguetes sin sindicalismo de amiguetes.
    Rafael Cid
    http://rojoynegro.info/articulo/ideas/sindicalismo-amiguetes

    19 abr. 2016

    Aumentan los accidentes laborales en 2015

    En 2015 se contabilizaron 449.223 accidentes laborales, lo que supone un aumento del 5,8% respecto a la registrada en 2014, cuando ya subieron un 5% con respecto a 2013. Los accidentes laborales en España acumulan dos ejercicios consecutivos de subidas.
    Así lo refleja un informe de Randstad sobre la siniestralidad laboral que analiza los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de 2006 a 2015, por sectores y comunidades autónomas, así como la tasa de incidencia de cada uno de ellos. El informe ha sido publicado con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.
      El informe señala que en 2007, la siniestralidad laboral en España alcanzó la cifra más alta de la última década, superando los 924.000 accidentes. Desde ese año, este indicador descendió durante seis años consecutivos, hasta 2013. Respecto a 2006, el número de accidentes en jornada se ha reducido un 50,7%.
    Asimismo, el estudio refleja que la tasa de incidencia ha aumentado de manera constante desde 2012 a 2015, pasando de 2.949 accidentes por cada 100.000 empleados, la cifra más baja de la última década, a 3.190, lo que representa un incremento del 8,2%. La incidencia ha crecido un 2,5% respecto a 2014.
    Durante el último año, todos los sectores han aumentado el número de accidentes, pero se aprecian diferencias significativas entre ellos. El sector agrario es el que mayor incremento ha experimentado respecto a 2014, con un aumento del 6,6%. Le siguen industria (+5,1%), construcción (+4,1%) y servicios (+1,1%).
    En términos absolutos, durante 2015, el sector servicios es el que más número de accidentes registra (276.207), ya que es aquel que ocupa a tres de cada cuatro trabajadores en España. Le siguen industria, con 93.731; construcción, con 47.228; y agricultura, con 32.057.
    El índice de incidencia también difiere en función del sector analizado. Actualmente, construcción es el que mayor tasa alcanza, con 6.574 accidentes por cada 100.000 profesionales. Agricultura e industria ocupan el segundo y tercer puesto, con 5.085 y 5.024 respectivamente.
    En este sentido, el sector agrario alcanzó la tasa más elevada de toda la serie histórica, tras dos años de incremento consecutivos. Servicios, por su parte, ocupa la última posición, con una tasa de incidencia de 2.541. Desde 2009, este sector no ha superado la barrera de los 3.000 accidentes por 100.000 trabajadores.

    La Rioja y Murcia, a la cabeza

    En cuanto a las comunidades autónomas, Randstad revela que los accidentes laborales en jornada han aumentado en todas las regiones durante el último año. En concreto, La Rioja y Murcia son las regiones que mayor incremento de accidentes en jornada laboral registran, un 15% y un 13,3% respectivamente.
    Aragón, Comunidad Valenciana y Baleares crecen en torno al 10%. A continuación se sitúan Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cantabria y Andalucía. Todas ellas muestran un aumento superior al de la media nacional (+5,8%). En el caso contrario están Canarias, Catalunya y Asturias, con un incremento menor al 4%. En el caso de las provincias, Vizcaya es la que más crece el número de accidentes, concretamente un 68,9%. Seguida de Guadalajara (+24,1%), Castellón (+16,7%) y Valladolid (+16,6%).
    El índice de incidencia, que muestra el número de accidentes ocurridos respecta a 100.000 trabajadores, ha aumentado en catorce comunidades autónomas. La Rioja es la que más ha crecido, con un incremento del 11,2%. Seguida de Murcia, Aragón, Comunidad Valenciana y Extremadura. Todas estas regiones han crecido por encima del 5% y, por lo tanto, más que la media nacional, que se sitúa en el 2,5%. Canarias y Catalunya son las únicas que han descendido este índice en los últimos doce meses.
    En términos absolutos, Baleares es la única región que supera los 4.500 accidentes por cada 100.000 empleados. Le siguen Castilla-La Mancha (3.849), Asturias (3.667), Andalucía (3.599), Canarias (3.581) y Extremadura (3.566). Por debajo de los 3.000 accidentes, registrando los menores índices, se encuentran Cantabria, Aragón, Comunidad Valenciana y Madrid.
    Por provincias, el estudio de Randstad destaca que Guadalajara es la que mayor índice muestra con 5.002 incidentes, seguida de Huelva (4.081), Toledo (4.071), Cádiz (3.951) y Córdoba (3.874). En el lado contrario, están Alicante (2.750), Valladolid (2.695) y Teruel (2.644).
    http://www.publico.es/economia/accidentes-laborales-aumentan-segundo-ano.html